Tenis

Kvitova enfila la triple corona

Madrid, 11 may (EFE).- Petra Kvitova regresa a la final del Mutua Madrid Open que ya hizo suyo en dos ocasiones, alentada por la posibilidad de convertirse en la primera jugadora en acumular tres títulos en la Caja Mágica.

A la jugadora de 28 años nacida en Bilovec, que transita por la competición con la condición de décima favorita, solo le queda el escollo de Kiki Bertens, la tenista holandesa que ha roto en Madrid todas las barreras de su carrera. Bertens nunca había llegado, si quiera, a las semifinales de una competición con categoría Premier Mandatory. Como el de Madrid.

Ni Kvitova, a pesar de su currículo y su línea ascendente, ni Bertens partían como las grandes candidatas del evento, que ha perdido ronda tras ronda a los grandes reclamos el cartel.

Y eso que la checa llegó a la Caja Mágica con tres trofeos en la mochila. El más reciente en Praga, que eleva a veintiocho la relación de méritos en lo que acumula de carrera.

Kvitova, que en el 2018 triunfó en San Petersburgo y Doha además del de Praga, ha vuelto a asentarse en la nobleza del ránking de mujeres. Como cuando conquistó Wimbledon en el 2014, el mayor mérito hasta ahora en su carrera.

Madrid recupera la esencia de una de las mejores del circuito. Puede hacer historia la checa. Solo Simona Halep, campeona en el 2016 y 2017 y Serena Williams, vencedora en el 2012 y 2013, acumulan dos trofeos del Mutua Madrid Open. Kvitova, vencedora ya en el 2011 y el 2015, tras salir vencedora de duelos contra la bielorrusa Victoria Azarenka y la rusa Svetlana Kuznetsova, puede sumar el tercero si el sábado doblega a Bertens a la final.

Serena se borró a última hora del programa de Madrid. Halep cayó en cuartos contra Karolina Pliskova, el último escollo que ha tenido que superar Kvitova para apuntarse en la final.

Kvitova se impuso a su paisana por 7-6(4( y 6-3. Fue capaz la décima jugadora del mundo de frenar el buen arranque de su rival, que enfilaba el éxito acelerada. Kvitova puso la pausa y la experiencia y enmendó la situación hasta hacerse con el partido, que cerró en una hora y 43 minutos. Fue el tercer triunfo de Kvitova ante su compatriota, finalista del Abierto de Estados Unidos en el 2016 y ganadora este año en Stuttgart. Sexta del mundo.

Kvitova ha vuelto a Madrid, del que estuvo ausente el pasado año por lesión, en busca de su triple corona. Es su novena presencia en la Caja Mágica. Seis ediciones más que su rival del sábado, la holandesa Bertens, de 26 años, que apura para asomarse al momento más importante de su carrera.

La jugadora de Wateringen dejó en el camino a la francesa Caroline Garcia, séptima favorita, por un doble 6-2. Previamente arruinó las expectativas de la rusa Maria Sharapova, en cuartos, de la danesa Caroline Wozniacki, segunda favorita, en octavos, de la letona Anastasia Sevastova en segunda ronda y la griega Maria Sakkari, en primera. Un sinnúmero de reputadas jugadoras víctimas del momento de la holandesa.

Bertens nunca había llegado tan lejos en un Premier Mandatory. Pero el recorrido transitado en el cuadro alerta a su adversaria y eleva sus expectativas.

Decimosexta en el ránking WTA afrontará en Madrid la séptima final de su carrera. Aspira en la Caja Mágica a su sexto título para añadir al de Charleston este mismo año junto a los obtenidos en el 2017, Gstaad y Nuremberg, que ganó también en el 2016, y Fez, en el 2012.

Bertens, que salió derrotada del único duelo que hasta ahora ha tenido con Kvitova, en Wimbledon en el 2015, solo ha perdido una final. Fue la de Gstaad en el 2016. Espera Madrid.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin