Buscar

¿Es este el parque infantil más triste del mundo?

29/07/2019 - 11:47
  • El parque original estaba destinado al ejercicio, aunque el resultado no es mucho mejor
  • Los usuarios lo han bautizado como el parque infantil más triste del mundo
Niño en el parque. Imagen: iStock

Los parques infantiles siempre se han relacionado con diversión y alegría para los más pequeños. Aunque algunos puedan contar con mejores o peores instalaciones, existe un parque que se lleva la palma en lo que decandencia y tristeza se refiere. Uno que se ha hecho un auténtico fenómeno viral precisamente por carecer de todo lo que cualquier niño querría encontrar en él.

Generalmente a los parques infantiles se les atribuyen diferentes elementos casi imprescindibles para que los pequeños puedan disfrutar durante horas con amigos, hermanos y otros niños. Toboganes, columpios, castillos, secciones en las que jugar con arena entre otras características son sólo algunas de ellas y que varían en función de la ciudad.

En los últimos días un parque ubicado en la ciudad japonesa de Kanda, más concretamente en el barrio Nishiki, se ha hecho viral en redes sociales. No hablamos de un parque infantil peligroso o que cuente con las mejores atracciones para los niños, sino más bien todo lo contrario. Los usuarios de internet y habitantes de la ciudad no han tardado en bautizarlo como el parque más triste del mundo.

Sólo hay que echar un vistazo a las fotos para darnos cuenta de ello. Para empezar hay que destacar las reducidas dimensiones del parque en sí, algo lógico si tenemos en cuenta las ciudades japoneses y que carecen del amplio espacio verde que vemos, por ejemplo, en las localidades españolas. No sólo eso, sino que el parque en cuestión cuenta única y exclusivamente con un jinete de oso panda como atracción. La escena por si fuera poco se ve adornada por dos enormes edificios en contraposición a los árboles y entornos naturales que encontramos en otros parques.

Más misterioso aún es el motivo por el cual el parque se ha creado en el distrito. Originalmente la zona estaba destinada a un área de actividades físicas, algo muy común en algunos barrios de las ciudades japonesas, pero que fue sustituido por un mero jinete. Tal vez añadir algo de cesped, dos o tres más actividades más para los niños hubiera convertido este parque en algo más cómún al concepto que todos tenemos de ellos. No es el único caso que encontramos en Japón pues numerosos parques nipones cuentan entre sus instalaciones para los pequeños con uno o dos juegos.

Comentarios 1

#1
29-07-2019 / 20:19
Pokeee
Puntuación 0

Es más divertido que el de mi barrio, que no hay ni uno, si quieres juegas con las piedras, sinó a dormir.