Buscar

Este puente chino de la buena suerte impacta solo con mirarlo

6/08/2019 - 11:50
  • En la actualidad la arquitectura se ha vuelto un recurso artístico
  • Un puente chino une la arquitectura más moderna con las tradiciones
  • Su forma y su color simbolizan la buena suerte en el país asiático
Nudo rojo chino. Imagen: iSotck

En todo el mundo existen puentes históricos que son visitados por miles de turistas al año gracias a su singularidad, uno de los más conocidos sin duda es el Golden Gate de San Francisco. El diseño de cada puente varía dependiendo de su función pero, en la actualidad, las construcciones ya no sólo se hacen para que cumplan con una finalidad y se busca algo más, un aspecto moderno y artístico que case con el paisaje.

Una veces se construyen puentes con este propósito y otras veces son los propios transeúntes lo que convierten el puente en algo especial, por ejemplo el puente de las Artes de París, situado entre el Instituto de Francia y el Museo del Louvre, pueden verse miles de candados gracias a una costumbre de las parejas de enamorados que visitan la ciudad.

Se trata del puente de la buena suerte de China, también conocido como Lucky Knot o Nudo de la Fortuna. El puente, situado en la ciudad de Changshá, en la capital de la provincia de Hunan, es un gran ejemplo de arquitectura artística. Se trata de una gran pasarela peatonal de acero rojo que mide 185 metros de longitud y tiene 24 metros de altura. En realidad son tres puentes tejidos en una sola estructura, y decimos tejidos porque se trata de dar esa impresión debido a que se basa en la leyenda del nudo chino, muy popular en Asia.

La forma de Lucky Knot está inspirada en la llamada banda o cinta de Möbius, una superficie con una sola cara y un solo borde que tiene la propiedad matemática de ser un objeto no orientable. También se asemeja a un nudo, debido a que en el antiguo arte popular chino decorativo el nudo simboliza la suerte y la prosperidad -por eso lo vemos en varios adornos tradicionales-. El puente debe su nombre a la combinación de tradición y a la modernidad, dos elementos que en China se dan la mano de forma muy habitual.

Por si fuera poco, el puente está pintado de color rojo, que en China simboliza la buena suerte, el progreso y la belleza. Todo esto lo convierten en uno de los puentes que dan mejor suerte en el país asiático o en el mundo, si crees en las costumbres de la cultura china.

Comentarios 0

Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:

Usuario
Facebook
Google+
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarias y las mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.