Buscar

No te creerás lo que ya se vende en las máquinas expendedoras de Japón

9/08/2019 - 11:33
  • Tenga, la compañía especializada, espera ampliar los locales por todo Japón
  • Los espacios cuentan con pantallas que instruyen sobre su funcionamiento
Imagen: Reuters

Japón es uno de los países más exóticos que pueden visitarse. En él encontrarás una forma completamente diferente de entender la religión, la naturaleza y el día a día a como lo hacemos en Occidente. Por si te quedaban dudas, atento a la última moda en territorio nipón a lo que máquinas expendedoras se refiere.

Las máquinas expendedoras japonesas se han hecho mundialmente famosas. Con prácticamente una en cada calle, en ellas podemos disponer de infinidad de tipos de bebidas, pasando por snacks de lo más variado y muchos otros productos más. La última sensación japonesa es, nada más y nada menos, que encontrar consoladores.

A ojos de los occidentales puede que cause alguna que otra impresión, pero lo cierto es que hablamos de un país en el que el sexo está muy presente en categorías como la animación, el cine o la lectura, precisamente tres de los campos más extendidos en el país del Sol Naciente. Para evitar comprar frente a miradas indiscretas, este tipo de máquinas expendedoras cuentan con su propio espacio privado, cubiertas además con una cortina.

Tu única preocupación a la hora de ponerte delante de las máquinas será qué consolador llevarte a casa. Y es que si bien la idea ya puede parecer cuanto menos curiosa, la variedad de juguetes sexuales disponibles es digna del mejor de los sex-shops. Cuentan con un sistema de detección de edad, siguiendo así las pautas ya vistas en otras máquinas destinadas a la venta de alcohol o tabaco.

Destacable también el encontrar en estos espacios pantallas a ambos lados en los que nos instruyen sobre el correcto funcionamiento de los consoladores. Según los primeros datos oficiales de Tenga, la compañía encargada de este tipo de productos, más de 300 personas han visitado los locales desde su estreno el pasado 1 de agosto. Y es que la localización de las máquinas no es casualidad. Por ahora sólo pueden encontrarse en el barrio rojo de Sapporo, uno de los más populares de la isla de Hokkaido, y cuyo área casualmente se encuentra rodeado de apartamentos de una única habitación. Desde la empresa han destacado que planean ampliar la ubicación de las máquinas a otras zonas de Japón.

Comentarios 0

Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:

Usuario
Facebook
Google+
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarias y las mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.