Buscar

La razón por la que no deberías matar a las arañas que te encuentras en casa

9/08/2019 - 11:53
  • Las arañas se encargan de dar caza a muchos de los insectos del hogar
  • El primer acto reflejo al ver una araña generalmente es matarla
Araña. Imagen: iStock

Para muchas personas no hay sensación más desagradable que encontrar una araña en casa, independientemente de su tamaño. Un descubrimiento que en muchas ocasiones termina casi en estados de paranoia ante la posible aparición de nuevas arañas, esta vez mucho más grandes y que podrían hacer acto de presencia en cualquier momento.

Este tipo de situaciones suelen terminar de una manera común para todos los mortales: pisotones o escobazos contra la pobre araña. Desafortunadamente sentimos decirte que estás haciendo lo incorrecto. Las arañas son parte esencial de nuestros ecosistemas en el hogar. Eso sí y a no ser que te encuentres en Australia con sus populares arañas que inundan titulares, las arañas que verás por norma general en tu casa son inofensivas.

El motivo por el cual la próxima vez que te cruces con una de ellas y debas dejar que siga su camino no es otro que facilitar la limpieza de tu hogar en lo que a mosquitos y moscas se refiere. Estas arañas son capaces de comer cualquier cosa, desde esa pequeña mosca muerta que no habías visto en el alfeizar de la ventana, pasando por el molesto mosquito que deseaba tu sangre durante la noche. Sabemos que puede chocar en un principio encontrarte con un nido o tela de arañas en lo alto del armario de la habitación, pero piensa que está trabajando para ti limpiando el hogar de cualquier insecto.

Además hay un dato más por el cual no deberías preocuparte por las arañas incluso cuando duermes, a pesar de esa extendida leyenda urbana que asegura que tragamos arañas mientras dormimos. Entre ronquidos, susurros durante el sueño y la respiración, estamos dando motivos de sobra a las arañas para que no se acerquen a nosotros durante el plácido sueño.

Comentarios 0

Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:

Usuario
Facebook
Google+
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarias y las mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.