Buscar

Ni las calculadoras se ponen de acuerdo con este sencillo problema matemático

14:30 - 10/08/2019
  • Los usuarios se debaten entre dos resultados posibles
  • La forma en la que está formulada la ecuación divide a los usuarios de Twitter
Imagen: ViralPlus

Una vez más un usuario de Twitter ha puesto a prueba las capacidades matemáticas del público en la red social. Un tweet que no tardó en hacerse viral y del que ni tan siquiera las calculadoras han sabido ofrecer un resultado a tenor de las respuestas de los propios usuarios al mensaje.

@m8nie ha destapado la caja de Pandora en Twitter, poniendo a prueba a los más duchos en el terreno de las matemáticas. En su mensaje podemos ver una ecuación que, aunque sencillo a primera vista, ni las más sofisticadas calculadoras científicas han podido ofrecer el resultado correcto.

Son varios los días que lleva el tweet rondando los millones de perfiles en la red social, alcanzado más de 4.000 RTs y superando los 15.000 FAVs. Algunos abogan por exponer que la ecuación no está del todo bien expresada, mientras que otros aseguran que habría que especificar el orden en el que se tiene que resolver la ecuación.

¿El motivo del debate? Podemos encontrar varios resultados. Y es que atendiendo a las respuestas al tweet original vemos usuarios que han concluído el resultado de la operación en 1 y otros en 16. Dicha diferencia en las a priori respuestas deriva precisamente en el orden a seguir para su resolución. Es decir: 8 ÷ (2 (2 + 2)), siendo el resultado 1. Mientras que (8 ÷ 2) (2 + 2) obtenemos 16 .

Comentarios 9

#1
10-08-2019 / 15:39
enserio
Puntuación 4

Lo primero que hay que resolver es el paréntesis, así es como nos habían enseñado. En consecuencia el resultado es 1. Pero claro, depende de las normas aritméticas.

#2
10-08-2019 / 16:32
Joshi
Puntuación 3

#1 No, entre las divisiones y multiplicaciones no hay un orden de prelación, se calculan de izquierda a derecha. Al resolver primero el paréntesis te queda 8/2*4 = 4*4 = 16

La cuestión, como dice el artículo, es si el hecho de que se omita el signo de multiplicación entre el 2 y el paréntesis indica una prelación a la división, es decir si realmente la expresión es 8/(2*(2+2))=8/(2*4)=8/8=1

#3
10-08-2019 / 16:35
demerovi
Puntuación 13

Esto es una estupidez que da pena. Los convenios de expresión de las expresiones aritméticas y algebraicas dejan claramente establecido cómo hay que reflejar las operaciones y en qué orden se resuelven. Por favor, no inventen la rueda de nuevo.

#4
10-08-2019 / 17:56
Diabolo
Puntuación 9

Aplicando las normas matemáticas, siempre sale el mismo resultado.

El que se las salta a su antojo, obtiene errores a doquier...

#5
11-08-2019 / 00:17
Hip
Puntuación 0

Resolviendo por orden según la norma matemáticas se puede hacer el paréntesis que da 4 luego queda :

8 : 2 * 4 y según la norma de izquierda a derecha primero se hace la división 8 :2 =4 y luego el producto

4 * 4 = 16

16 es en mi modesta opinión el resultado.

#6
11-08-2019 / 08:31
ciudadano
Puntuación -4

1,333 primer resultado y 8 segundo resultado

#7
11-08-2019 / 11:38
Clicbait
Puntuación 0

16 es el resultado, todo lo demás son problemas del usuario de la calculadora para trasladar correctamente la operación a la pantalla, pero todas las calculadoras dan el mismo resultado una vez bien introducida la operación.

#8
11-08-2019 / 11:51
juan
Puntuación 1

yo creo que es una tonteria. el resultado para mi es 1. numerador 8 denominador 2*(2+2). para que de 16 seria (8/2)*(2+2)

#9
11-08-2019 / 13:32
Auman
Puntuación 0

El resultado es 16. Primero el parentesis y, el 4 resultannte multiplica el numerador no el denominador, amenos que se especifique correctamente.... Nada de confusion, es que vivimos en un mundo cada vez mas paleto

Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:

Usuario
Facebook
Google+
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarias y las mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.