Buscar

Ocultar las orejas y otros motivos de sanción al volante que posiblemente desconocías

17:22 - 18/08/2019
  • Salpicar a los viandantes con los charcos puede ocasionarte una multa de 600 euros
  • Debes tener cuidado con los detalles a la hora de conducir, por pequeños que sean
Comer mientras conduces. Imagen: iStock

No ponerse el cinturón es un motivo más que de sobra para recibir una buena multa. Mismo caso para otras situaciones como saltarse una señal de tráfico y dicho sea de paso, restar unos cuantos puntos. Pero no todo son faltas graves y de sobra conocidas para recibir la correspondiente multa. Existen algunos pequeños detalles que, de no tener cuidado, podrían darte un disgusto.

A día de hoy cuanto más informado estés, mejor que mejor, especialmente cuando hablamos de la carretera y sus correspondientes cambios en referencia a normativas. El conductor necesita conocer al detalle qué se cuece con las nuevas normas de tráfico y es ahí justamente donde vamos a entrar en las próximas líneas.

Por ejemplo, ¿sabías que pueden multarte por simplemente estar comiendo al volante? Sí, ese rico sandwich que disfrutas mientras conduces al salir del trabajo puede suponer una multa de nada más y nada menos que 200 euros. Por un precio muy similar puede salirte el que estés maquillándote. Y no, no te vas a librar de ella aunque aproveches ese semáforo en rojo.

A buen seguro se te ha dado la situación de viajar junto a tu pareja en el coche y aprovechar esos momentos en los que el coche se detiene, como un paso de cebra o semáforo, para realizar una muestra de cariño. Ve preparando la cartera si te cazan, un simple beso puede costarte la nada desdeñable cifra de 80 euros. Hace no mucho hablábamos de la manera correcta de coger el volante. Mencionábamos en nuestro artículo que jamás había que sacar el brazo por la ventanilla. De ser así y darse la situación en la que te pilla la policía, lo sentimos, habrás perdido 100 euros.

Aunque por ahora nos restan unos pocos meses hasta invierno, no está de más saber qué tendremos que evitar al volante en la época más fría del año. Por ejemplo, llevar las orejas tapadas con un gorro puede suponer una multa de 200 euros, ahí es nada. Por el mismo precio puede costarte una acción tan sencilla como conducir con el abrigo puesto. Y sí, sabemos que durante diciembre hace un frío que pela, pero ¿prefieres poner la calefacción o ir abrigado y perder 200 euros? Por último y no menos importante en esta época, especialmente en los días en los que la lluvia se aglutina en las calzadas, salpicar a los viandantes al pasar sobre un charco puede traducirse en una multa de hasta 600 euros.

Hemos mencionado tan sólo algunas, tal vez las más comunes, pero existen otras muchas situaciones que podrían ocasionarte una multa. Desde llevar más de una pegatina de la ITV, pasando por tener hielo en el parabrisas o escuchar música demasiado alta. Ésta última más común de lo que pueda parecer y que en algunos casos se ha saldado con una multa de hasta 2.400 euros. Seguramente tras leer estos motivos por los cuáles puedas ser multado, tendrás mucho más cuidado a la hora de realizar ciertas acciones al volante.

Comentarios 1

#1
19-08-2019 / 10:00
Me llaman CABALLERO y me pongo de los nervios. Ese no es mi apellido.
Puntuación 13

Cascártela al volante con pena de prisión.

Peerse con retirada de puntos y multa.

Rascarte cualquier parte del cuerpo con prisión incondicional.

Ir sin bragas o calzoncillos está penado con el destierro de por vida y la incautación de todos tus vienes.

......

Valientes chorradas hay que oír y leer.

Están permitidas las chulerías y despotismos de los agentes a los que nadie vigila.

¿Quién vigila a los vigilantes?. Nadie. Hacen lo que les viene en gana como no les sonría o les diga “si, wauna”.