Buscar

¿Por qué este lago del Himalaya arroja restos humanos desde hace más de un siglo?

26/08/2019 - 10:57
  • Las diferentes pruebas encontradas aumentan aún más el misterio sobre el lago
  • Los esqueletos descubiertos hasta ahora pertenecen a diferentes etnias de épocas distintas
Lago Roopkund. Imagen: Wikimedia/Schwiki

Situado a más de 5 mil metros de altura, el lago Roopkund se ha ganado por méritos propios la reputación de ser uno de los más misteriosos que pueblan nuestro planeta. Una historia que, tras varias investigaciones realizadas por el mismísimo National Geographic, lo hacen digno de pertenecer a una novela de terror.

El lago Roopkund saltaba a la actualidad cuando durante la etapa de deshielo, el área saca a la luz cientos de restos humanos. Desde huesos, pasando por carne e incluso pelos. Ya a mediados del siglo XX, más concretamente en 1942, el guardia forestal de la zona advirtió sobre los macabros hallazgos. Semejante misterio no tardó en ser investigado, revelando a su paso que los restos databan de nada más y nada menos que el siglo XIX.

No fue hasta 2004 y con el National Geographic decidido a investigar la localización cuando se abrió por completo el misterio. Tras analizar exhaustivamente las pruebas encontradas por la Universidad de Oxford, nada más y nada menos que hasta 30 esqueletos y que se remontan al 850 d.C.

Los análisis no concluyeron aquí, ni mucho menos. Las pruebas realizadas dejaban claro que los huesos fueron golpeados por un objeto redondo tanto en la cabeza como los hombros. Las casi 200 muertes se relacionaron con una apocalíptica tormenta de granizo que pilló de imprevisto a los habitantes de la zona. Es ahora cuando surge la gran pregunta: ¿fue este el mismo hecho vinculado a los huesos que datan del siglo XIX? En absoluto.

El misterio se acrecienta tras el estudio publicado en Nature, un hallazgo de nuevos huesos y que vuelve a mirar al siglo XIX. Los algo más de 30 huesos encontrados no guardan relación con la forma redonda y a priori causante de la muerte de 200 personas en el estudio de 2004. Y no sólo eso, las pruebas de ADN mencionan hacen mención a etnia india e incluso griega. Sin duda un misterio que ha llamado la atención de la comunidad científica y ha hecho volar la imaginación a más de uno. No es para menos cuando hablamos de un caso que, con sus antecedentes, parece sacado de una película de terror.

Comentarios 0

Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:

Usuario
Facebook
Google+
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarias y las mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.