Buscar

¿Qué esconde 'el vídeo porno más sucio que existe'?

3/09/2019 - 12:06
  • Una vecina del lugar asegura que la playa no está así en días normales
  • Cada visita obtenida en el vídeo se donará a Ocean Polymers
Beso. Imagen: Pixabay

Uno de los portales de pornografía más famosos del mundo ha iniciado una campaña titulada 'el vídeo porno más sucio que existe'. Con ella pretenden concienciar sobre la contaminación del océano, donando cada visita a Ocean Polymers. No obstante, hay quienes aseguran que la grabación del vídeo ha contado con cierto truco para lograr la fama.

Todo comenzó con el anuncio por parte de Pornhub de 'el vídeo porno más sucio que existe'. Se trata de un vídeo benéfico en el que los actores LeoLulu, ambos actores porno y pareja en la vida real, protagonizaban la escena en una playa llena de basura. La campaña, creada para concienciar sobre la contaminación de los mares, donaría cada vista del vídeo a Ocean Polymers, una empresa dedicada al procesamiento del plástico con el fin de proteger mares y océanos.

Nada fuera de lo normal hasta aquí, un bonito acto por parte de uno de los portales más famosos del mundo en lo que a pornografía se refiere, salvo por un pequeño detalle: la playa podría haberse ensuciado adrede. Es entonces cuando aparece en escena la usuaria meaghan, quien a través de su cuenta de Twitter podría haber desvelado el pastel sobre el ya popular vídeo de Pornhub.

Tal y como relata, 'en este vídeo han mentido diciendo que esta era una de las playas más sucias del mundo, está muy lejos de ser verdad'. La usuaria en cuestión se refiere al lugar en el que Pornhub grabó la escena, la playa de Santa Bárbara de Samaná. Para rizar el rizo de la situación, casualmente Meaghan acompañó su comentario con un vídeo de la zona en un día como cualquier otro. 'Si a Pornhub le importara de verdad el medio ambiente, no habría hecho eso a un lugar que ya estaba limpio. Hay millones de sitios a los que de verdad podría haber ayudado', añadía en Twitter.

Comentarios 0

Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:

Usuario
Facebook
Google+
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarias y las mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.