Buscar

¿Síndrome postvacacional? El antes y el después del primer día de cole de algunos niños

4/09/2019 - 12:17
  • Es buena idea ir acostumbrando a los pequeños al horario varias semanas antes
  • Los niños, al igual que los adultos, pueden sufrir ansiedad o cansancio
Imagen: iStock

Cansancio, depresión, ansiedad, falta de concentración... Seguramente sean conceptos que te suenan de algo, en concreto cuando se trata de volver de vacaciones. Y es que el síndrome postvacacional es una de las peores etapas para no pocos adultos tras semanas sin madrugones, fiestas, viajes y actividades de todo tipo. Lo cierto es que este síndrome no sólo es propio de los mayores, sino también de los pequeños.

Recién comenzado septiembre, millones de peques de toda España vuelven al colegio o lo comienzan por primera vez. Un nuevo viaje que está cargado de ilusión, amigos por conocer y conocimientos por descubrir pero que puede convertirse en un auténtico infierno durante los primeros días. Para solventar el síndrome postvacacional sin problemas en los niños existen métodos que, como padres, deberéis de introducir poco a poco.

El más claro y que deberéis de priorizar es el horario. Durante los meses de junio, julio y agosto es normal ver a los niños desperezarse ya bien entrada la mañana. Tal vez unas semanas antes de que comience el colegio es un buen momento para adelantar la hora para despertarse. Mismo caso para el horario de dormir e incluso las comidas. De esta manera y llegada la hora de la verdad en septiembre, los peques ya estarán completamente acostumbrados a ese horario.

Por supuesto no hay que dejar pasar por alto los fines de semana o las tardes de lunes a viernes. Apuntar al niño a una actividad de carácter físico, que nos acompañe a comprar los libros u otras tareas también fomentarán la implicación del pequeño con lo que está por llegar. Como ya decíamos líneas atrás, de la misma manera que en los adultos es normal encontrar casos de ansiedad o falta de concentración a la vuelta de vacaciones, en los niños también suceden.

Y sino que se lo digan a Jillian Falconer, una madre de Reino Unido, quien en los últimos días ha dejado junto a su hija una de las imágenes más virales y divertidas de lo que va de año. La pequeña Lucie Neilston de tan sólo cinco años fue fotografiada por su madre instantes antes de acudir al primer día de colegio. Lo que Jillian no esperaba encontrarse al regresar su hija es que hubiera acudido a un auténtico 'campo de batalla'.

Las imágenes hablan por sí solas: totalmente despeinada, un uniforme totalmente desgastado entre otras marcas de guerra. Según explicó la niña a su madre, ésta sólo había estado jugando con sus amigos en el recreo. Junto a Jillian también se sumaron otros padres y madres que decidieron mostrar el cambio que supone acudir al primer día de colegio para muchos pequeños, con una transformación que dejará a más de uno estupefacto.

Comentarios 0

Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:

Usuario
Facebook
Google+
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarias y las mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.