Buscar

El menú del día más corriente en la Edad Media sería todo un lujo en 2019

16/09/2019 - 11:34
  • La cerveza se utilizaba en sustitución del agua cuando ésta no podía beberse
  • El bocadillo de pan con carne ahumada era también uno de los platos más extendidos
Imagen: iStock

Siempre se ha tenido a la Edad Media como una de las épocas más oscuras de la Historia. Y si bien es cierto que hablamos de un periodo en el que la pobreza, las constantes guerras y la gran disparidad entre clases eran protagonistas, ciertos elementos distan mucho de lo que algunos puedan pensar, especialmente en lo culinario.

Y es que en la Edad Media se servía lo que en la actualidad sería un auténtico manjar. Salmón a la parrilla con potaje de guisantes y un toque de hierbas comunes. Ese era uno de los platos más extendidos en la época y no hablamos de un menú al alcance de muy pocos, sino más bien todo lo contrario. La gente más sencilla de la Edad Media solía degustar este tipo de platos con más asiduidad de lo pueda parecer y que a día de hoy bien podrían pasar por un restaurante con varias estrellas Michelin a las espaldas.

Desde el canal Modern History TV y de la mano de la historiadora británica Chris Carr hemos podido comprobar cuál era el menú más famoso de la época entre los campesinos, así como por supuesto el proceso de elaboración. Desde el canal además destacan que la cerveza solía estar muy presente en las mesas.

Dado las dificultades para encontrar agua potable, según la zona por supuesto, la mejor opción era sustituir dicha bebida por agua. Algo bastante común y a lo que se acostumbraban todos los miembros de la familia desde edades muy tempranas. ¿Qué opciones había para todos aquellos campesinos que no podían permitirse un buen trozo de salmón o el potaje de guisantes? Un bocadillo. Eso sí, nada de exquisiteces. Un trozo de pan con algo de carne ahumada y listo.

Comentarios 0

Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:

Usuario
Facebook
Google+
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarias y las mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.