Buscar

Esta es la sangre que salva más vidas y que nunca querrías tener

13:31 - 22/09/2019
  • Sangre Dorada, aunque su denominación científica es Rh nulo
  • Uno de los tipos de sangre más extraña que existen en el mundo
  • Desde 1961 sólo se han conocido un total de 43 casos
Glóbulos rojos. Imagen: Pixabay

Donar sangre es una de las acciones al alcance de la mayoría y que podemos realizar para salvar vidas. Incluso los animales, como ya os contamos hace tiempo, también pueden donar sangre para ayudar a otros gatos o perros. A pesar de todo y aunque parezca que conocemos casi todo sobre la donación, existe un tipo en concreto de sangre que puede ser la salvación para muchos, pero mortal para su portador.

La han bautizado como Sangre Dorada, aunque su denominación científica es Rh nulo. No te dejes engañar por su pomposo nombre, más propio de un cuento de hadas, pues hablamos de uno de los tipos de sangre más extraña que existen en el mundo. Antes de meternos en faena, repasemos qué conforma cada tipo de sangre, al menos los más comunes.

Los glóbulos rojos y que por tanto conforman la sangre están cubiertos de proteínas, denominados antígenos. Como sabrás, cada tipo de sangre tiene asociada una letra, vinculada a su vez con un tipo de antígeno. La sangre tipo A tendrá antígenos A; la sangre B, antígenos B; y sucesivamente. A excepción de la Tipo O que carece de cualquiera. Por otra parte, también es importante conocer que junto a los glóbulos rojos podemos encontrar otro tipo diferente de antígeno, RhD. Un total de 61 antígenos tipo Rh son los que designan si nos encontramos ante un tipo negativo (cuando no tiene RhD) y positivo (existe RhD). Con estos conocimientos en mente, ya podemos hablar de los tipos de sangre más comunes y conocidos por todos: A+, A-, B+, etcétera.

Sólo se han conocido un total de 43 casos

Si bien las citadas anteriormente son, como decíamos, las más comunes. ¿Qué ocurre en el caso de los portadores de la sangre Rh nulo? Se trata de una de las más extrañas y que desde 1961 sólo se han conocido un total de 43 casos, todos ellos repartidos entre Irlanda, Brasil, Japón, Colombia y Estados Unidos según los informes registrados. Si has asimilado los conceptos anteriormente explicados, el tipo de sangre Rh nulo está conformado por glóbulos rojos que no tienen ningún tipo de antígeno (proteínas) Rh.

Las investigaciones realizadas al respecto han desvelado que se trata de un fenómeno hereditario, donde ambos ambos padres son portadores de sangre Rh nulo. Pero, ¿por qué se la ha catalogado como la Sangre Dorada? Muy sencillo. Este tipo de sangre es universal, es decir, puede ser donada a cualquier tipo de persona, independientemente de su Rh, ya sea negativo o positivo. Es este el motivo el que la hace tan preciada y al mismo tiempo tan rara. Por desgracia, son precisamente los portadores de la Sangre Dorada quienes pagan las consecuencias. Además de sufrir anemia leve, estos portadores sólo podrán recibir sangre de su mismo tipo, Rh nulo, en caso de necesitar una transfusión. No han sido pocos los centros especializados que han recomendado encarecidamente a los portadores de la Sangre Dorada que en caso de realizar una donación sea para ellos mismos en casos futuros, a modo de reserva o almacenaje.

Comentarios 0

Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:

Usuario
Facebook
Google+
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarias y las mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.