Buscar

Cinco cosas que antes eran gratuitas y ahora pagas por ellas

4/10/2019 - 13:13
  • En los últimos años productos antes gratuitos han dejado de serlo
  • Muchos de los servicios se han 'abonado' a la suscripción mensual
Imagen: iStock

Basta echar la vista atrás unos diez años para comprobar cómo han cambiado desde las tecnologías, pasando hasta casi la manera de entender la vida. Las redes sociales nos invaden pero también se adueñan de nosotros todo tipo de servicios que, curiosamente, con anterioridad estaban disponibles de manera completamente gratuita. ¿Los recuerdas?

Spotify, Netflix, la suscripción al servicio online de turno para la consola… Son cada vez más los servicios que se nos presentan a día de hoy en temas de entretenimiento y que conllevan en algunos casos un considerable desembolso mes a mes. Si bien otros no son entretenimiento, con anterioridad gozaban de un coste cero para el usuario, situación muy contraria a la actual. Repasamos cuáles son los más llamativos.

Servicios de las aerolíneas. Increíble pero cierto, hasta hace unos años podíamos pedir una botella de agua de manera completamente gratuita en el avión. Éstas en muchos casos incluían una comida para los viajes más largos. Todo ello ha cambiado, debiendo sacar la cartera para no sólo los casos anteriores, sino también otros muchos complementarios.

Entrega de comida. ¿Quién no ha pedido una pizza y no le han cobrado ni un sólo euro por la entrega? ¿Logras recordar ese momento? Fue hace mucho, ¿verdad? Si bien no es un gasto mayor y que encarezca demasiado el producto de la comida a domicilio, poco o nada tiene que ver con el servicio gratuito anterior.

Gestiones de tu banco. Todo un clásico y que no ha hecho más que ir a peor en los últimos años. Aunque hay compañías que todavía tratan de alejarse de cargos y tarifas innecesarias, por no hablar de las comisiones, son muy pocas las que se mantienen a flote.

Bolsas. Vale, entendemos que esto puede ser polémico pero no cabe duda de que las bolsas de la compra antes eran completamente gratuitas. Es de lógica que con la contaminación se tomen ciertas medidas, pero dado su grado de peligrosidad - sean gratis o no - deben optarse por otras medidas.

Jugar gratis online. Seamos sinceros, uno de los grandes éxitos de la pasada generación de consolas era no depender de un servicio de suscripción externo para jugar con tus amigos a FIFA, Call of Duty o cualquier otro videojuego. Ahora, por desgracia, necesitamos de la correspondiente cuota mensual. Una pena.

Comentarios 0