Buscar

Hay algo que contamina más el océano, y no es el plástico

8/10/2019 - 11:31
  • Las colillas suponen un mayor riesgo que el plástico para los oceános
  • Los contaminantes de las colillas son consumidos por las especies marinas
Imagen: iStock

En plena crisis climática, hay un problema que cada vez preocupa más sobre la concienciación de la vida en el océano. No nos referimos sólo al plástico, una cruel realidad que afecta no sólo a los mares, sino también al planeta entero. Fumar no es algo que directamente afecte a tu salud, sino también a los propios océanos.

Así lo ha dictaminado un reciente informe realizado por Ocean Conservancy. La ONG dedicada a la conservación de los océanos ha recogido la friolera de 60 millones de colillas desde los años 80. Un número que no hace más que ir en aumento y podría afectar gravemente a la vida marina.

Si pensabas que las botellas o bolsas eran perjudiciales para nuestros mares, pon mucho ojo en las colillas. Según la Ocean Conservancy, éstas se han convertido en la mayor fuente de desechos para el océano, superando por mucho a otras como los tapones de las botellas o las citadas bolsas de plástico. El gran problema al que nos enfrentamos no es únicamente la contaminación que generan, sino que las sustancias que contienen estas colillas vuelven a nosotros.

Los contaminantes del humo, la nicotina, el plomo y el arsénico son varias de las sustancias que se liberan con los filtros de las colillas. Tras ser ingeridas por las criaturas marinas, todas esos contaminantes terminan en nuestras comidas. Desde hace años nos ha enseñado que la contaminación oceánica está relacionada con toneladas de capas de basura sobre el mar. La triste realidad es que los filtros de los cigarros son igual de peligrosos, o más, que el plástico.

Comentarios 3

#1
08-10-2019 / 14:02
Ernesto, el antifumador radical
Puntuación 4

Efectivamente, las colillas contaminan más que el plástico.

En los océanos hay plásticos y colillas flotando porque el 99,99 % de la población mundial es muy gua.rra. Por eso pasan estas cosas.

¿Quiénes son los gua.rros? ¡Pues, evidentemente, los pu.tos fumadores!

Yo no fumo. Además, en los supermercados, ya no compro bolsas de plástico. Reutilizo las bolsas antiguas que tengo por casa. Es más: tampoco compro bolsas de basura. Reutilizo cualquier bolsa de plástico para depositar basura. Además, reciclo. Deposito cada cosa en su contenedor correspondiente.

Incluso, para ir al supermercado, voy con esas bolsas de cartón, bien elegantes, de cualquier tienda de ropa y calzado. También voy con un carro de la compra.

En resumen, que es innecesario comprar bolsas de plástico en un supermercado. Además, en el Mercadona se han vuelto completamente locos. Te cobran 0,10 euros por una bolsa de plástico. Eso sí: bastante grande y muy resistente. Aunque, para mí, dichas bolsas no valen nada. Apestan a petróleo. Plástico reciclado, pero con olor a petróleo. Para guardar alimentos, como que no.

En cambio, Lidl ofrece bolsas de papel. Eso sí, exageradamente resistentes. Mucho mejor lo que ofrece Lidl.

Volviendo al tema de las colillas, el problema es que se permite fumar en las playas. Lo que habría que hacer es prohibir el tabaco en todo el planeta Tierra. Y quien se niegue a dejar a fumar, habría que fusilarlo. Así de claro.

Quienes no fumamos no vamos ensuciando lo que nos rodea. Además, los no fumadores somos los únicos que respetamos el medio ambiente.

Conclusión: el 99,99 % de la población mundial fuma tabaco y porros. Es decir, el 99,99 % de la población mundial no respeta el medio ambiente. Por eso, nuestros ríos, lagos, mares y océanos están tan sucios.

#2
08-10-2019 / 14:08
RODOLFO ZALAYA ZUBIZARRETA
Puntuación 3

# 1

Suscribo cada letra y signo de puntuación de tu extenso comentario.

¡Claro que sí! ¡Muerte a los apestosos fumadores! ¿Qué pasa con el cáncer de pulmón, que es tan lento en aniquilarlos? Jajajaja.

#3
08-10-2019 / 14:17
HUMOR FUCSIA
Puntuación 1

Es un chiste que me acabo de inventar, pero es la triste realidad:

- Pescadera, ponme una lubina y un rodaballo.

- ¿Cómo lo quieres? ¿Con plástico? ¿Con colillas? ¿O con escupitajos de la gentuza que escupe a las olas del mar?

- Pues, si puede ser, sin nada de todo eso. Quítamelo, por favor. Porque, si no, ya nos vamos a los 2.500 gramos de peso. No quiero pagar de más. Quiero comprar pescado, no la mi.er.da que se comen los peces. Jajajajajajajajajaja.

Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:

Usuario
Facebook
Google+
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarias y las mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.