Buscar

Día del troll: cómo identificarlos y darles de su propia medicina en Internet

12:14 - 20/10/2019
  • Uno de los mejores métodos para combatirlos pasa por no prestarles atención
  • Los trolls de internet se frustran al no recibir la atención que quieren
Imange: iStock

Con la llegada de las redes sociales, en los últimos años ha surgido un rol cada vez más extendido. Hablamos del troll de internet. Se trata de personas cuya única finalidad es utilizar sus cuentas para provocar y crear el caos entre el resto de usuarios. Aunque los hay de carácter bromista, muchos de ellos se decantan por el ataque directo y personal.

Aunque poco a poco se van extendiendo los 'trucos' para combatirlos, hay quienes no pueden evitar caer en las redes de estos usuarios tóxicos. Y es que lejos de encontrar motivación más allá de la reacción enervante, los trolls están cada vez más presentes tanto en foros - su punto de partida hace años - pasando por plataformas como YouTube o Twitter; llegando también a Instagram e incluso a grupos de chats.

Para luchar contra los trolls existen varias reglas que deberás seguir al pie de la letra. Identificarlos es fácil. Buscarán tu frustración llevándote la contraria con comentarios sin fundamento o lógica alguna. Antes de caer en la rápida respuesta el primer paso que debes dar es preguntarte a ti mismo: ¿merece la pena contestar? En caso de que sea afirmativo, medita muy bien la respuesta.

No creas que aquí termina todo. El troll buscará la gresca de nuevo. Es ahora imperativo que abandones por completo la conversación. No hay cosa que cabree y frustre más a un troll que la más absoluta ignorancia. Es precisamente ésta la mejor manera de luchar contra este tipo de personas en internet. En muchas ocasiones, generalmente en YouTube y Twitter, el troll buscará provocar a los usuarios. Contenido provocativo que se traduce en la mayoría de los casos en una oleada de respuesta por parte de los usuarios.

El peor método para llevar una contestación o hacerle en traer en razón - como si fuera posible - es precisamente acudir a la caja de comentarios de los vídeos o las respuestas de Twitter. Ignóralos o en caso de tener un blog o cualquier otro medio de opinión, dedica unos breves segundos a estos usuarios pero sin nombrarlos.

En el peor de los casos y si el troll apela a los ataques personales e incluso amenazas, toca pasar a medidas mucho mayores. Lo primero será bloquear al usuario en cuestión, impidiendo así que vuelva a molestarte. Por otra parte, también deberás de denunciar lo ocurrido pues estaríamos hablando de ciberacoso.

Comentarios 0