ViralPlus

Cajas de cartón, la drástica medida de un profesor para que su alumnos no copien

  • El ministro de Educación de la provincia ha asegurado que tomará medidas
  • El profesor se ha defendido asegurando que la prueba era opcional
Imagen: iStock

¿Quién no ha copiado en un examen alguna vez o al menos se le ha pasado por la cabeza? Todo un clásico de las aulas, una batalla entre alumnos y profesores en la que los primeros tratan de encontrar el método infalible y el profesor tener todos los sentidos en alerta máxima. No sabemos si la desconfianza en sus estudiantes era inexistente o por el contrario no quería arriesgarse, pero el método de este profesor para evitar que sus alumnos copien ha dado la vuelta al mundo.

Tenemos que viajar hasta la India, país en el que un profesor perteneciente a un centro pre-universitario en Karnataka ha dividido tanto a familias como profesores. Imaginad por un momento que una vez os sentáis, tenéis todo listo para el examen el profesor os obliga a poneros una caja en la cabeza para evitar, con ello, copiar. Lo que bien podría parecer sacado de una comedia estudiantil se ha convertido en realidad.

Todos y cada uno de los alumnos que han pasado por un examen de este profesor se han visto obligados a 'vestir' la citada caja, elemento que por supuesto tenía un agujero en la parte delantera para poder escribir. 'Ante medidas desesperadas, soluciones desesperadas', habría pensado el profesor. Lo cierto es que su método ha generado todo tipo de comentarios, tanto a favor como en contra, tanto en redes sociales, llegando el debate también al gobierno del país.

Precisamente el ministro de Educación de la provincia se ha pronunciado en contra de este uso, comparando que los estudiantes han sido tratados como animales y que por ende el profesor será castigado. El gran protagonista de la historia no ha tardado en salir a la palestra, defendiendo que la 'prueba' era opcional, avisando además a los padres de los estudiantes. 56 alumnos de los 72 a los que imparte clase, dieron su visto bueno según el profesor.

En declaraciones para la CNN, el propio profesor concretó aún más detalles. Los estudiantes fueron quienes trajeron las cajas de sus casas, en ningún momento se sentían incómodos con ellas. Algunos se las quitaron a los 15 o 30 minutos de comenzar la prueba', señala. Como si de una serie universitaria se tratara, el colegio ya tiene un largo historial en lo que a situaciones peculiares se refiere. En 2015 sin ir más lejos pillaron a no pocos padres escalando la fachada del edificio para chivar a sus hijos las respuestas de los exámenes.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin