Buscar

¿Cómo conseguir que el pasajero de delante no recline su asiento sobre tus rodillas?

8/11/2019 - 13:30
  • En los aviones el espacio entre asientos a veces es ínfimo
  • Muchos pasajeros reclinan su asiento sin pensar en los demás
  • Existe un truco un poco malvado para evitar que esto pase
Imagen: iStock

¿No tenéis la sensación de que cada vez los asientos de los aviones son más pequeños? Lo cierto es que es una realidad y en muchos aviones los pasajeros tienen un espacio muy limitado. En clases de turista, los asientos ya no sólo son estrechos en lo ancho, también el espacio para las piernas es ínfimo. Una persona de talla media puede desenvolverse con alguna que otra dificultad, pero los pasajeros más altos sin duda tendrán problemas. Y claro, si el pasajero de delante reclina su asiento el problema es mucho mayor...

Por lo general las personas en los vuelos tienen derecho a recostar su asiento y, aunque puede ser una forma de cortesía preguntar al pasajero de atrás si le molesta o le supone un problema, normalmente las personas lo hacen sin aviso -muchas por ganar algo de espacio debido a que otro pasajero se ha acostado delante-. ¿Existe algún truco para evitar que se recuesten sobre tu espacio limitado?

En los aviones el espacio entre asientos a veces es ínfimo

Como sucede siempre, los foros de Internet tienen la respuesta, aunque la solución no siempre es amable para el resto de pasajeros, sí evitarás el reclinamiento del vecino. "Si la persona que se sienta en frente en un vuelo reclina su asiento completamente hacia atrás y te deja sin espacio, enciende el aire acondicionado en la parte superior a todo caudal y apúntalo en la parte superior de su cabeza". El aire frío podría alejar al pasajero de enfrente, además de provocar un buen catarro a todos.

Eso sí, parece que nadie pensó en la respuesta de si la persona de delante te pide que apagues el aire, aunque en ese momento también podremos pedirle nosotros de buenas formas que no recline su asiento. Un intercambio de intereses que normalmente suele solventar ambos problemas, si bien existe la posibilidad de que no ceda en sus intenciones (así que tampoco lo hagas).

Comentarios 0

Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:

Usuario
Facebook
Google+
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarias y las mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.