Buscar

Esta japonesa comparte lo que significa vivir con un maestro del desorden a diario

15/11/2019 - 11:58
  • ¿Cómo es vivir con un maestro del desorden en casa?
  • Esta mujer comparte en redes sociales el desorden de su marido
  • Su Instagram está repleto de "pequeñas fechorías"
Desorden diario. Imagen: iStock

Vivir en pareja no siempre es fácil y, a menudo, las relaciones pasan por un momento crítico cuando los miembros de la misma deciden comenzar a vivir juntos. Y es que las personas cambian mucho cuando tienes que pasar las 24 horas con ellas: descubres todas sus virtudes pero, como nadie es perfecto, también se descubren los grandes defectos. En algunas ocasiones estos son fácilmente superables pero, otras veces, los defectos de uno son incompatibles con la forma de ser de otro.

Por ejemplo, en el caso de la usuaria gomi_sutero en Instagram, convive con su pareja y sus hijos. Uno de los grandes defectos de su marido es que es un maestro en el desorden cotidiano, aunque esto no ha sido impedimento para formar una familia. Eso sí, el objetivo de la mujer es que su pareja logre corregir poco a poco estas manías y, para ello, ha decidido colocar todas sus pequeñas fechorías en las redes sociales.

Así que la cuenta de Instagram de gomi_sutero es un poco extraña en comparación con el resto de cuentas de la red social, pero lo cierto es que su marido la nutre de contenido. Cada vez que su marido se olvida de retirar los cartones del papel higiénico, de recoger ese pañuelo que se ha salido de la papelera, de poner los calcetines en el cesto de la ropa sucia o, incluso, de dejar la pasta de dientes bien cerrada, gomi_sutero corre a sacarle una fotografía y a colgarlo en las redes sociales.

Ya ha conseguido más de medio millón de seguidores que siguen las desventuras de esta mujer peleando con el desorden de su marido, ofreciendo consejos como educarlo usando un refuerzo positivo. Sin embargo, la estrategia de gomi_sutero es mostrar públicamente los pequeños desastres que organiza su marido para evitar discutir con él y que, por supuesto, aprenda la lección.

Comentarios 0

Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:

Usuario
Facebook
Google+
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarias y las mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.