Buscar

¿Le das a tu mascota todo lo que necesita? Estas 5 reglas garantizan su bienestar

18/11/2019 - 12:18
  • Hay ciertos puntos que debes de tratar de cuidar al detalle
  • Varios aspectos básicos para cualquier tipo de animal
Imagen: iStock

Puede que pienses que tu mascota está bien cuidado, que no le hace falta de nada y en definitiva vive feliz. A pesar de que tengas esa impresión hay ciertos puntos que debes de tratar de cuidar al detalle. Hablamos de varios aspectos básicos para cualquier tipo de animal, pero especialmente los domésticos, los más populares: perros y gatos. De cumplirlos, ahora sí podrás decir que a tu querida mascota nunca le falta de nada.

Antes de entrar en los que son tal vez los puntos más comunes, comenzaremos por el que muchos no terminan de localizar. ¿Sabes realmente si tu mascota sufre estrés? Ya sea perro o gato, el que esté en casa constantemente o no tenga la libertad que necesita para explorar y que luego se traduzca en un enfado por tu parte está mermando al animal.

Jamás te decantes por la fuerza física para castigar a tu mascota en caso de que haga algo mal. Y en caso de que haga las cosas bien, demuéstramelo. Ten en cuenta, por otra parte, que los animales también son propensos a vivir situaciones incómodas y por ende que lo pasen francamente mal. Trata de evitarlas a toda costa, tu mascota sabrá agradecértelo.

La libertad de tu mascota en casa

El punto anterior va ligado directamente con uno de a los que menos atención se presta: la libertad de tu mascota en casa. No tengas miedo a dejar que explore la casa, huela zonas o cosas con las que nunca antes había tenido contacto. De igual modo trata en la medida de lo posible que tu perro o gato tenga contacto con otras personas, de esta manera estarás fomentando su sociabilidad. Son claves que, especialmente tendrás que poner atención en el caso de mudarte a un nuevo hogar.

El siguiente paso a tener en cuenta es por supuesto el relacionado con la comida y la bebida. El pienso siempre ha de ser de calidad y el apropiado para tu mascota, ya esté castrado o no. En el caso del agua asegúrate de que esté en perfectas condiciones y limpia. Friega a menudo sus recipientes para que esté libre de pelusas, polvo o tierra en caso de que los tengas al aire libre.

En EcoDiario os hemos hablado de lo importante que es para una mascota el que siempre puedas disponer de los juguetes y comodidades que éste necesita. Cuando no está durmiendo o explorando por el hogar, puede que a tu perro o gato le gustase la idea de jugar con su juguete favorito. Mismo caso para descansar. Si sabes que tiene un colchón o manta favorita, acomoda ésta en un lugar en el que te encuentres para que se sienta seguro.

Por último y no menos importante fíjate muy bien en el estado de salud en el que se encuentra tu mascota. No te olvides de acudir de manera regular y llegado el momento al veterinario. Puede que a simple vista no lo identifiques pero una revisión podría desvelar que tu mascota se encuentra en perfecto estado, o bien que tuviera algún tipo de enfermedad o infección. No esperes al momento en el que comienza a sufrir, adelántate con una visita al veterinario cada cierto tiempo.

Comentarios 0

Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:

Usuario
Facebook
Google+
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarias y las mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.