Buscar

Si los bastoncillos de algodón son tan malos, entonces... ¿como hay que limpiarse los oídos?

3/12/2019 - 10:49
  • Realmente no necesitamos limpiar los oídos a menudo
  • Utilizar bastoncillos es uno de los peores métodos a seguir para limpiar los oídos
Más noticias sobre:
Imagen: iStock

Limpiar los oídos siempre ha creado todo tipo de discrepancias en cuanto al método adecuado a seguir. Algunos defienden los clásicos bastoncillos como el mejor utensilio para mantener los oídos en perfecto estados. Otros, en cambio, no sólo desechan esta opción, sino que se decantan por los cada vez más populares sprays. Pero, ¿cuál es la mejor manera de limpiar los oídos?

Como decíamos al principio existen todo tipo de teorías sobre la manera correcta de limpiar los oídos. Llegados a este punto se nos abren cuantiosos caminos para hacerlos. Incluso es más, una forma totalmente válida de dejarlos impolutos es literalmente no limpiarlos de manera manual. Pero vayamos paso a paso.

En caso de que decidas proceder a una completa limpieza de los oídos, desde luego el bastoncillo puede que sea la menos efectiva. Además de retirar sólo una parte del cerumen, en realidad estarás empujándolo hacia el interior. En este caso es mejor que optes por las gotas destinadas a los oídos, aceite mineral entre otros productos que podrás encontrar sin muchos problemas y que no ocasionarán riesgo alguno. El método para limpiarlos es el mismo. Aplica el producto sobre la oreja, espera unos minutos e inclina la cabeza un poco. Fácil, ¿no?

No obstante, los oídos se limpian solos, o al menos una gran parte de ellos. No se trata de ninguna leyenda urbana. Debido a los movimientos de la mandíbula al hablar o masticar, el cerumen será expulsado poco a poco hacia afuera. Si a todo eso le añadimos las duchas o lavados de pelo, estaremos aplicando sin darnos cuenta una limpieza casi total a nuestros oídos. Para hacerla aún más efectiva sólo tendremos que retirar los restos con una toallita o un pañuelo ligeramente humedecido.

Comentarios 0

Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:

Usuario
Facebook
Google+
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarias y las mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.