Buscar

¿Es cierto que los niños aprenden idiomas más rápido que los adultos?

3/12/2019 - 11:29
  • En el caso de los adultos influirían numerosos factores sociales o de trabajo
  • Varios estudios han demostrado que los adultos aprenden mejor que los niños
Imagen: iStock

No han sido pocas las veces que se ha dicho que los niños tienen cierta ventaja a la hora aprender idiomas con respecto a los adultos. ¿Se trata de un tema de edad o simplemente de tiempo dedicado al estudio? Lo cierto es que varios expertos aseguran que influyen diversos factores a la hora de aprender otro idioma.

En el caso del Dr. Josh Tenenbaum del Departamento de Ciencias Cerebrales y Cognitivas del MIT, cree que factores como el cambio biológico, pero también social o cultural son elementos que influyen en el aprendizaje. Tal y como explica Josh, al llegar a la edad adulta, en la mayoría de las sociedades ésta se produce a los 18 años, se abandona el hogar para convertirnos en estudiantes universitarios o trabajar. Opciones que, de una manera u otra, afectan al aprendizaje.

Kieran Ball, instructor de idiomas, opina que si bien puede haber 'agentes externos' que influyan en el aprendizaje, lo cierto es que los niños no aprenden idiomas antes que los adultos. Trabajos, responsabilidades familiares, vidas ocupadas, compromisos sociales en otras tareas definen la vida de un adulto. Los niños, por el contrario, están centrados en sus estudios y tienen mucho más tiempo libre para dedicar a otros idiomas, según Kieran.

Por si esto fuera poco, la doctora en lingüistica Sara Ferman añade una característica con la que más de uno de se ha sentido identificado. A la hora de aprender un nuevo idioma, en el caso de los niños, se comienzan por frases muy cortas, sencillas a nivel sintáctico y cuya composición es francamente fácil de memorizar. En los adultos se opta por todo lo contrario. Frases más largas, casi que puedan utilizarse a diario o para mantener una conversación. Esta diferencia de aprendizaje, según la doctora, provoca que cuando un adulto comete un error se tienda a no identificarlo por temor a no sentirse insultados y en caso de que se opte por frases más cortas o sencillas, transmitiría la sensación de parecer insultante.

Y es que a pesar de que numerosos estudios han comprobado que los adultos son capaces de aprender mejor un idioma que los niños, la gran mayoría fracasa en el intento. El esfuerzo es, sin lugar a dudas, la clave para lograr aprender un nuevo idioma, sumando también el comenzar poco a poco sin temor a equivocarnos o el qué dirán.

Comentarios 0

Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:

Usuario
Facebook
Google+
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarias y las mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.