Buscar

No todos los grandes estados funcionan con una constitución: estos son los ejemplos más llamativos

6/12/2019 - 11:59
  • Una constitución suele ser un texto codificado y muy detallado
  • No todos los países tienen una constitución recogida en un solo texto
  • Algunos países se basan en leyes e, incluso, en normas no escritas
Imagen conceptual de las leyes. Imagen: iStock

Una constitución tiene múltiples funciones en un estado, aunque principalmente este texto codificado de carácter jurídico y político, trata de explicar la separación de poderes que, probablemente, antes de la misma estaban unidos en una misma figura. Una constitución refleja cómo se dividen y funcionan los poderes legislativos, ejecutivos y judiciales de un estado. Define el equilibrio entre todos ellos, siendo además la ley fundamental y básica por la que se deben de regir el resto de leyes del estado. Sin embargo, y aunque es esencial, lo cierto es que existen muchos grandes países sin una constitución.

Muchos países del mundo se rigen por una constitución no codificada, es decir, no se trata de un único documento en el que se recogen las leyes fundamentales y funcionamiento del estado. Muchas veces estos países se rigen por una serie de normas que se encuentran en varios documentos y, hasta en algunas ocasiones, en normas no escritas. Y no, no hablamos sólo de países cuya democracia está más que cuestionada, sino de grandes potencias mundiales o países de un prestigio reconocido.

Canadá, Reino Unido y Nueva Zelanda

El mayor de los ejemplos es Canadá, el cual no tiene una constitución codificada como la española. En realidad la constitución canadiense combina una serie de normas escritas con otra serie de convenciones no escritas, como las convenciones constitucionales, la prerrogativa real de la Corona y otros principios no escritos. Reino Unido es también un país sin una constitución o texto completo y bien recogido en un solo documento. La constitución del Reino Unido se basa en un conjunto de leyes y principios que definen a las personas y al país. Las principales leyes son la ley de estado, el derecho consuetudinario, la convención política y las obras de autoridad.

Nueva Zelanda es uno de los países más bonitos y visitados de Oceanía, destino de miles de personas por sus paisajes o su relación estrecha con la trilogía de El Señor de los Anillos, pero no muchos saben que Nueva Zelanda no tiene una constitución codificada. En realidad la constitución de este país sería una mezcla de leyes y principios que definen el país y la relación con los ciudadanos. Su funcionamiento y normas se basan en documentos como la Ley de Constitución de 1986, las leyes del Parlamento y las decisiones judiciales.

Comentarios 0