ViralPlus

Profesiones y oficios que desaparecieron (y de los que ya nadie se acuerda)

  • La tecnología ha sido uno de los motivos que ha provocado su desaparición
  • Muchas de las profesiones tienen siglos de antigüedad
Imagen: iStock

La tecnología está cada vez más presente en nuestras vidas. Ya sea con la presencia de los teléfonos móviles, las redes sociales o los ordenadores, su implementación ha provocado también que muchos trabajos hayan caído en el olvido. Recordemos algunas de las profesiones que antaño fue muy populares en diferentes países.

En pleno 2019 sólo unos pocos pueblos los que todavía pueden presumir de contar con un afilador. Un auténtico clásico que estaba representado por su bicicleta, aunque también moto, y gracias al cual podíamos arreglar todo tipo de objetos relacionados con el metal. Desde cuchillos, pasando por paraguas entre otros elementos.

El pregonero era una de las figuras más representativas de las ciudades y pueblos de España. Equipado con su corneta, el pregonero se encargaba de anunciar en la plaza central de la localización las noticias más importantes provenientes de otros lugares. A mediados del siglo XX y con motivo de la entrada de la radio y la TV, era cuestión de tiempo que esta profesión desapareciera.

El barbero es una de las profesiones más emblemáticas de cualquier país que se precie. Una figura que hemos visto en multitud de películas y series. Y es que aunque a día de hoy ciertos peluqueros traten de adaptar el estilo clásico de los barberos a la hora de aplicarlo a un corte de pelo o arreglo de barba. La consiguiente aparición de las peluquerías relegó a un segundo plano las barberías.

Seguramente tus abuelos te hayan hablado en algún momento del sereno. Se trata de una persona que, momentos antes de caer la noche, se encargaba de encender manualmente todas y cada una de las farolas del pueblo o ciudad. Y no sólo eso, sino que el sereno también vigilaba las calles durante toda la noche. La introducción en las casas y pisos del portero automático impidió que el sereno siguiera en activo.

Las grandes cadenas de tiendas suelen tener empleados que se encargan de entregarte en tu casa aquel pedido que has hecho en físico. Lejos de ser una profesión relativamente nueva, el denominado recadero cuenta ya con unas cuantas generaciones a la espalda. Se trataba de personas que pertenecían a pequeños comercios y que acompañados por sus bicicletas entregaban los paquetes y productos allí donde correspondía. Correos, camiones de mercancías y otros servicios de mensajería redujeron la totalidad de su actividad.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin