Buscar

La razón por la que no deberías ilusionarte con un regalo perfectamente envuelto

13/12/2019 - 13:17
  • Entre los conocidos se valora positivamente un buen envoltorio
  • El estudio arrojó que las expectativas son más altas al estar el regalo bien envuelto
Más noticias sobre:
Imagen: iStock

El momento más esperado de las Navidades no son ni las uvas, ni las cenas con familiares o compañeros de la empresa. Hablamos como no podía ser de otra manera, que de los regalos. Todo un clásico de las fechas y que se convierten en un fifty-fifty a la hora de la sorpresa. Y es que todos hemos sufrido antes o después una decepción al descubrir que el regalo que nos han hecho no es para nada de nuestro agrado. Hoy os vamos a ayudar a identificar qué tipo de regalo os espera con sólo ver el envoltorio.

Esa es la idea con la que se inició un estudio por parte de un grupo de investigadores y profesores de marketing de la Universidad de Reno. Publicado en la revista Journal of Consumer Psychology, los resultados fueron muy claros al respecto. Un paquete bien envuelto no es sinónimo de un magnífico de un buen regalo. ¿El motivo? Las altas expectativas que crea.

Las pruebas no mintieron. A los participantes se les entregó varios regalos, algunos muy bien envueltos, mientras que otros dejaban mucho que desear en cuanto a presentación. A la hora de hacer un regalo siempre se tienen en cuenta los gustos de la persona en cuestión. Los investigadores tomaron como referencia la pasión de los participantes por el equipo de baloncesto de Miami Heat. Como ya estaréis imaginando, en los regalos bien envueltos encontraron tazas del equipo rival, los Orlando Magic. Mientras que en aquellos que no contaban con un buen envoltorio descubrieron las tazas de su equipo favorito.

Los regalos bien envueltos generan altas expectativas

No fue la única prueba. El segundo 'experimento' puso frente a los participantes dos regalos. Uno también envuelto de manera meticulosa y otro de forma regular. Tras echar un vistazo a ambos, los investigadores preguntaron cuáles eran las expectativas con cada uno de ellos. Los participantes aseguraron que esperaban encontrar un buen detalle en el que estaba bien envuelto, caso contrario para el otro regalo. Los resultados, una vez más, fueron inequívocos. Ambos regalos contenían unos flamantes auriculares JVC.

El tercer y último experimento arrojó un dato muy interesante. De acuerdo a los encuestados, un regalo bien envuelto será del agrado de una persona conocida y donde la confianza todavía no es total. Por otro lado, para familiares o amigos el envoltorio de los regalos no es algo que se tenga en cuenta a la hora de comprar un detalle.

Comentarios 0