Buscar

La Tortuga Matamata o el Pez Monkfish: ¿por qué son los animales más feos del mundo?

20/01/2020 - 15:04
  • Estos animales cuentan con un aspecto para nada agradable a la vista
  • La Tortuga Matamata, por ejemplo, tiene verrugas por toda la piel
Imagen: iStock

Gatitos, perritos o cualquier otro animal similar nos puede parecer adorable. Pero, ¿quién se acuerda de los animales más feos? También existen y aunque no sean tan conocidos, están repartidos a lo largo y ancho del mundo. Mientras que es fácil identificar a una criatura de una belleza casi única, ¿qué define a los más feos?

Uno de los animales más desagradables a la vista es la Tortuga Matamata. Mientras que otros animales de esta especie pueden resultar curiosos, con esta tortuga pasarás unos cuantos segundos intentando comprender su físico. Originaria de Sudamérica, su parte más icónica es su cabeza. Grande, aplanada y de forma triangular. ¿Se puede pedir más? A todo ello hay que sumar otros elementos nada agradables como varias protuberancias en la piel, además de verrugas. Lo tiene absolutamente todo para no parecer igual de 'simpáticas' que sus parientes.

Otro de esos animales que sin lugar a dudas entra en la categoría de más feos del mundo es el Pez Monkfish, denominado a su vez, rape. Una auténtica 'aberración' que cuenta con sección más destacada su inmensa boca, plagada de dientes. Pero no es la única característica, pues también suma una tonalidad en el cuerpo a medio camino entre pardo oscuro y el verde.

No queremos despedirnos sin hacer una mención especial para el Alquimi, también conocido como por la comunidad científica por Solenodon. Si bien se creía extinto, en 2003 se pudieron encontrar a varios de estos animales en una isla. Algunos lo consideran un fósil viviente, pues sus antepasados se remontan a la friolera de 30 millones de años. Eso sí, su aspecto entra directo a engrosar la lista de animales más feos del mundo. Orejas y ojos muy pequeños, además de una ocico desproporcionadamente grande. Por si fuera poco, su saliva es venenosa.

Comentarios 0

Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:

Usuario
Facebook
Google+
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarias y las mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.