ViralPlus

Una mecedora y otras sorprendentes y valiosas cosas que fueron robadas de bibliotecas

  • Algunos expertos son capaces de superar cualquier medida de seguridad
  • Los artículos robados pueden estar durante años en paradero desconocido
Imagen: iStock

Si no fuera por muchos de los artículos históricos que todavía se conservan, no seríamos capaces de conocer gran parte de la historia que han vivido nuestros antepasados. Gracias a los expertos y a los organismos que los conservan, a día de hoy podemos ver en bibliotecas y museos algunos de los objetos más relevantes en la historia antigua y como consecuencia, en la historia contemporánea.

Aunque las bibliotecas ya tienen sistemas de seguridad especiales para que ningún objeto de la colección pueda ser dañado o robado, todavía existen algunos expertos que saben como librar cualquier medida de seguridad. Si bien en muchas ocasiones los objetos robados son libros históricos que ansían los coleccionistas, otras veces se roban diferentes artículos, como una espada o incluso una mecedora.

Objetos históricos y muy valiosos, robados de bibliotecas

Una biblia de 400 años: En la Biblioteca Carnegie de Pittsburgh, situada en la ciudad de Ginebra, se encontraba una biblia publicada en 1615. Esta antigua biblia fue robada junto a otros libros a lo largo de 2 décadas ya que supuestamente alguien los sustraía del interior. Años después fue vendida al Leiden American Pilgrim Museum, el cual la devolvió después de descubrir que era un objeto robado.

Una copia de la primera carta de Colón tras encontrar el Nuevo Mundo: Entre 1985 y 1988, la copia de la primera carta que Cristóbal Colón escribió al rey de España, fue robada de la Biblioteca Nazionale Marciana en Venecia. En mayo de 2003, un coleccionista la compró sin realmente saber lo que era a un vendedor en Estados Unidos. Tras eso, investigadores la examinaron y descubrieron que era la carta antiguamente robada, por lo que su nuevo propietario la donó de nuevo al museo.

Espadas y puñales con diamantes de Harry S. Truman: En 1978, unos ladrones robaron un gran número de espadas, vainas y dagas que fueron regaladas en su día al presidente Harry S. Truman por el príncipe de Arabia Saudita. El valor de todos los objetos robados, ascendía a más de 1 millón de dólares ya que estaban decorados con rubíes, oro, esmeraldas y diamantes.

Una copia del libro impreso más antiguo de Ucrania: La copia del libro Apostolos, el primer libro impreso en Ucrania, fue robado en el año 2017, al mismo tiempo que desapareció el artista que lo restauraba. Este no fue el primer robo que sufría una de las recreaciones del libro más antiguo del país. En 2016, también fue robado una copia de Apostolos valorada en 150.000 dólares.

La mecedora del presidente John F. Kennedy: Tras la muerte de Kennedy, sus familiares mandaron a su secretaria Evelyn Lincoln que custodiara sus artículos personales. Esta mujer, reunió y guardó todos los artículos de Kennedy, sin embargo, al enterarse de que la familia los donaría, se quedó muchos de los bienes personales del presidente. No fue hasta 2003 que se recuperaron muchos de ellos.

La primera daga de oro del primer ministro de la India: En 1964, murió el primer ministro de la India, Jawaharlal Nehru y muchos de sus bienes personales fueron entregados al Museo y Biblioteca Nehru Memorial de Nueva Delhi, entre los que se encontraba una daga de oro. En 2016, el personal de dicho museo, descubrió que la daga del primer ministro había sido robada, descubriéndose tiempo después que fueron 2 trabajadores del propio museo los ladrones de la daga.

La Orden del Imperio Británico de Alan Turing: Una mujer llamada, Julia Schinghomes, visitó en 1984 la antigua escuela de Alan Turing, de la cual salió con diferentes artículos personales del famoso matemático. Tras el robo, la propia mujer devolvió algunos de los objetos por correo, mientras que otros se los ofreció a la Universidad de Colorado. No obstante, todos ellos fueron confiscados por el Departamento de Seguridad Nacional.

Un 'Dólar Honey' y otras monedas raras: En la biblioteca Estatal de Nueva Gales del Sur, un ladrón se pudo hacer con 12 antiguas monedas australianas cuyo valor conjunto ascendía a casi 1 millón de dólares australianos. Entre las monedas robadas, se encontraba la llamada 'Dólar Holey': la primera moneda acuñada en Australia y de la cual sólo existen 300 en el mundo.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin