ViralPlus

Cómo desinfectar tu smartphone y con qué frecuencia deberías hacerlo

  • Lavarse las manos no tienen utilidad si luego tocamos un smartphone sucio
  • El calor que emiten los teléfonos móviles favorecen el desarrollo de bacterias
Imagen: iStock

Si algo hemos aprendido de la situación actual en la que estamos viviendo, es de la importancia que tiene lavarse las manos además de cuidar la higiene en general. Aunque no nos damos cuenta, usamos las manos para todo y a pesar de que podamos verlas limpias, puede que por su superficie se encuentren cientos de bacterias. No lavarse las manos con la frecuencia necesaria y del modo correcto puede ser muy perjudicial, al igual que lo puede ser no limpiar objetos que utilizamos con regularidad.

Uno de los objetos que a día de hoy pocos pueden prescindir es el teléfono móvil. Desde que empezaron a comercializarse por el mundo con el objetivo de realizar llamadas sin cables, su evolución ha sido imparable y ahora es un accesorio indispensable con el que trabajamos, nos entretenemos y nos comunicamos con el mundo en general. Si bien somos conscientes del gran uso que le damos a nuestro teléfono móvil, también tenemos que serlo para darnos cuenta de que en él se acumulan diferentes gérmenes a lo largo del día y que es importante desinfectarlo al igual que hacemos con las manos, sobre todo ahora con la emergencia sanitaria.

Un estudio de la Universidad de Arizona, descubrió que los teléfonos móviles pueden contener incluso más bacterias que un inodoro y que al acercárnoslos a la cara para hablar con alguien, estamos en constante riesgo de que alguno de estos gérmenes se introduzca por nuestra boca o nariz. Este hecho provoca que aunque nos lavemos las manos correctamente para cuidar así nuestra salud, si luego tocamos un teléfono móvil sucio, esta acción no serviría para nada.

¿Cómo desinfectar tu propio smartphone?

Aunque son muchos los objetos que pueden acabar llenos de bacterias, la frecuencia con la que usamos el smartphone y el calor que este emite, lo hace más peligroso. El teléfono móvil se va calentando a medida que lo usamos, lo que favorece la aparición de las bacterias y el desarrollo de las mismas. Darle menos utilidad, minimizaría este problema pero no acabaría con él, por lo que lo más recomendable es desinfectarlo de manera frecuente.

La importancia que supone tener nuestro teléfono móvil limpio y desinfectado, ha provocado que algunas marcas ya hayan desarrollado líquidos desinfectantes específicos para ello y que se pueden complementar con algún kit de limpieza disponible en el mercado. Desinfectar todos los rincones y ranuras del teléfono móvil, nos ayudará a mantenerlo limpio y sin bacterias, pero para que sea totalmente eficaz, tendríamos que hacerlo con la misma frecuencia con la que nos lavamos las manos.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin