ViralPlus

¿Por qué es mejor que la pizza llegue a tu casa sin cortar?

  • Los jugos de la pizza moja la masa y la vuelven blanda
  • Calentarla un rato en el horno antes de cortarla es lo más recomendable
Imagen: iStock

Si dentro de la gastronomía italiana hay una receta que ha conquistado a todo el planeta, esa es la pizza. Aunque ya existen algunas variedades muy bien conocidas, poder elaborar una rica pizza con los ingredientes que nosotros deseemos, hace que todo el mundo adore este plato. Pizza con una masa fina o masa gruesa, con verdura o solo carne, con piña o sin ella, sea cual sea la receta de la que hablamos, siempre habrá alguien que disfrute de ella.

Además de la receta de la pizza italiana original, existen en el mundo diferentes maneras de elaborar esta rica comida y deleitarse con ella en nuestra propia casa. Si bien una pizza casera cuenta con un sabor exquisito, pedir una pizza a domicilio también es una fantástica opción para disfrutar de su sabor sin tener que manchar nuestra cocina.

A la hora de pedir una pizza, una de las cosas que más molesta a la gente es no poder disfrutar directamente de ella porque no viene cortada. Después de esperar aproximadamente media hora, tener que cortar la pizza para disfrutar de ella puede ser del todo molesto, sin embargo, aunque no lo sepamos, es lo mejor que nos puede ocurrir.

La pizza sin cortar para una mejor experiencia, ¿por qué?

Según Meathead Goldwyn, cocinero de AmazingRibs, pedir la pizza sin cortar es una de las mejores cosas que podemos hacer para poder disfrutar de una mejor experiencia. Este experto cocinero comentó que la masa queda blanda al mojarse con los jugos que la pizza suelta al cortarse en diferentes porciones y que eso influye en su sabor.

Además de comentar el problema que supone tener la pizza ya cortada, el propio Meathead Goldwyn, enseñó los pasos a seguir si se quiere conseguir una pizza de lo más sabrosa. Lo primero que se debe hacer, según el cocinero, es precalentar el horno a 100º nada más hagamos nuestro pedido. Una vez que el repartidor llegue a nuestra casa, debemos introducirla en el horno durante aproximadamente 10 minutos. Cuando la pizza esté suficientemente caliente, ya es momento de sacarla, cortarla y disfrutar de ella.

A pesar de los consejos que este cocinero ha dicho, todo dependerá de la pizzería a la que se haya realizado el pedido. Algunos restaurantes elaboran pizzas mucho más grasientas que otras y ese punto hay que tenerlo en cuenta para la eficacia de este truco.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0