ViralPlus

Diez formas con las que tu perro podría estar pidiéndote ayuda

  • Los perros son animales muy cariñosos y fieles por naturaleza
  • Utilizan algunas señales para decirles a sus dueños que necesitan ayuda
Imagen: iStock

A pesar de que cada vez más personas escogen mascotas de lo más pintorescas, el perro sigue siendo uno de los animales más populares para convertirse en parte de una familia. Además de ser animales fieles y cariñosos, aportan una gran compañía y son muy inteligentes por lo que con entrenamiento, incluso pueden ayudarnos en ciertos aspectos.

Al ser considerados un miembro más de la familia, los miembros de una casa son capaces de reconocer ciertos aspectos del comportamiento que son únicos en su mascota. Saben cuando tiene hambre, cuando busca cariño o como se comporta cuando ve su juguete favorito.

Del mismo modo que los integrantes de una familia, pueden reconocer el comportamiento habitual de su perro, también pueden analizar ciertas señales que nos indican que algo no va bien. Los perros no se pueden comunicar claramente con nosotros, por lo que hay que observar ciertas señales que nos digan que algo no está del todo bien.

Diez señales con las que tu perro te pide ayuda

Caminar de manera extraña: Estamos habituados a ver como nuestro perro se mueve de un lado para otro por lo que debemos alertarnos cuando cambia de repente su forma de caminar. Existen enfermedades como la enfermedad de Lyme, que les provoca dolores en las articulaciones por lo que hay que tener especial cuidado con esto.

Temblores o quejidos: En muchas ocasiones, los perros se comunican con sus dueños emitiendo sonidos y por eso debemos saber reconocer los que hace habitualmente y los que no. Si el perro emite quejidos e incluso tienen temblores, lo más probable es que se encuentre en una situación de ansiedad por lo que tenemos que intentar calmarlo y hacer que se sienta lo más cómodo posible.

Volverse más arisco: Otra señal que nos indica que el perro necesita ayuda es cuando se produce un cambio repentino es su personalidad. Si antes era cariñoso y ahora es más arisco y no quiere ni jugar, seguramente no se encuentre bien. Puede pasar que simplemente se aburra o incluso que está enfermo.

Lamer las patas y rascarse: Los perros también pueden ser alérgicos a ciertas cosas como nos ocurre a los seres humanos. Cuando el perro comienza a lamerse y rascarse con frecuencia seguramente se deba a una alergia.

Ladrar: Los ladridos son algo común en los perros y según la raza que sea recurre más o menos a ellos. Según cómo suene el ladrido, el perro está indicando una cosa u otra. Esto puede ser complicado para los que no conocen a un perro, pero el dueño es capaz de hacerlo.

Cambiar la forma de comer y beber: Una señal clara es cuando los perros cambian repentinamente su forma de comer y/o su forma de beber. Estamos hablando de 2 acciones básicas por lo que es muy extraño que se comporten de manera diferente de un día para otro. Si tu perro ya no le entusiasma tanto la comida, deja el comedero lleno o no se sacia y busca más alimento por toda la casa, hay que buscar el motivo que lo lleva a eso.

Cojear: Si a tu perro le duele alguna parte de su cuerpo, seguramente comience a cojear cuando se mueva de un lado para otro. Puede que esto le ocurra solamente cuando haga ejercicio físico fuerte o de manera puntual, en este caso tenemos que mirar la frecuencia con que lo hace para conseguir reconocer lo que le provoca dolor.

Cambio repentino en su nivel de energía: Hay que prestar atención cuando el perro tiene cambios repentinos en su nivel de energía. A medida que se va haciendo mayor es normal que un perro no tenga tanta vitalidad pero si el cambio es de un día para otro, debe haberse producido por un motivo específico.

Llora en un lugar específico: Los perros son como los niños pequeños y por eso en muchas ocasiones utilizan el llanto para comunicarse. Cuando llora en un lugar concreto, esto es una señal de que quiere algo de ese sitio. A lo mejor busca una galleta o se le ha quedado un juguete allí atrapado. pero está buscando algo de ese lugar en concreto.

Romper objetos: Los perros son animales activos por naturaleza y por ello muchas veces necesitan desahogarse de alguna manera. Si tu perro destroza sus juguetes y otros objetos que encuentra por casa, seguramente esto sea una señal de que necesita más ejercicio físico e incluso estimulación mental.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin