ViralPlus

Con este sencillo truco te dejarán de doler las orejas al llevar mascarilla

  • Aunque las mascarillas son necesarias también tienen sus partes negativas
  • Existen algunos trucos para evitar las rozaduras de las mascarillas
Imagen: iStock

Desde que dió comienzo la pandemia de COVID-19, el uso de mascarillas se ha convertido en una medida de protección de lo más habitual. Esta medida es la más efectiva junto al correcto lavado de manos, por lo que es totalmente normal que desde hace meses miles de sanitarios de todo el mundo hayan recomendado su uso.

A pesar de que el uso de la mascarilla es una de los mejores sistemas de protección, también tiene sus partes negativas. Además de no permitir aspirar el aire correctamente a las personas que tienen problemas respiratorios, también provoca que se empañen las gafas o incluso que puede llegar a generar dolor en las oreja. A pesar de los problemas que provoca, debemos llevarla para garantizar nuestra buena salud, pero con ciertos trucos lograremos que usarla se vuelva mucho más cómodo.

Cómo proteger las orejas al usar la mascarilla

Aunque son varias las molestias que puede generar una mascarilla, una de las más generales es el dolor en las orejas. Al tener que llevar la mascarilla bien adherida a nuestro rostro para no dejar huecos, las tiras pueden ser un algo tirantes y pueden generar todo tipo de molestias en las orejas, especialmente detrás de ellas.

Para evitar este problemas existen varios trucos. El primero se centra en evitar que las tiras se toquen directamente las orejas. Para ello se puede coser un botón en cada extremo de una diadema o gorro para colocar allí la tiras de la mascarilla.

En el caso de que no se quiera llevar gorro o una diadema de tela, podemos aplicar otro truco que es colocar una tirita o un pequeño trozo de gasa detrás de la oreja para prevenir así las rozaduras. También se podemos utilizar vendas de silicona, que son muy parecidas a las que usamos en los tobillos cuando un zapato nos hace daño.

Además de estos trucos, existen la posibilidad de comenzar a usar las mascarillas que se atan por detrás para sí evitar que las tiras toquen la orejas. Estas no son tan cómodas de usar al principio porque debemos atarlas cada vez que vayamos a usarlas, pero con el tiempo y la práctica cada vez serán más fáciles de poner.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin