ViralPlus

Los diez objetos más extraños que hemos enviado al espacio

  • Muchos objetos extraños han viajado por el espacio
  • Algunos fueron llevados para realizar pruebas mientras que otros por marketing
Imagen: iStock

Una de las cualidades que más destaca de la sociedad en general es la curiosidad. Esta necesidad de descubrir todo lo que nos rodea y buscar una explicación a todas las cosas, ha provocado que a lo largo de los años se hayan inventado todo tipo de objetos y que podamos tener nuestro estilo actual de vida. Si bien quedan muchas cosas por descubrir, hemos conseguido grandes cosas hasta la actualidad.

Dentro de los descubrimientos y los grandes logros de la humanidad está el poder volar por el espacio y conocer mucho más de él. Obviamente es tan amplio que solamente podemos conocer una milésima parte de él, sin embargo ya son muchas las cosas que con ello hemos descubierto.

A pesar de que desde que se hizo el primer viaje al espacio, se han utilizado cohetes, satélites y drones, entre otras muchas cosas, para recabar mucha más información, también hemos enviado al espacio objetos de lo más singulares. Puede parecer una locura, pero son muchas las cosas extrañas que han volado hacia el cosmos.

Los diez objetos más extraños que hemos lanzado al espacio

Refrescos: En 1984, las compañías Coca Cola y Pepsi, crearon unas latas especiales para que los tripulantes del Challenger pudieran disfrutar de estos refrescos durante su viaje al espacio. Para ello necesitaron desarrollar una lata que no le afectara la gravedad y que mantuviera el sabor original de la bebida.

Un coche: El dueño de la compañía privada SpaceX, lanzó al espacio uno de los vehículos de su marca para realizar una prueba. El coche en cuestión era un Tesla Roadster y contaba con un maniquí en el asiento del conductor.

Buzz Lightyear: El famoso personaje de Toy Story pasó más de un año viviendo en la estación espacial internacional. Cuando volvió a la Tierra, se celebró un desfile en su honor y el de los astronautas Mike Fincke y Buzz Aldrin.

Un dinosaurio de peluche: En el viaje al espacio que realizaron los astronautas Bob Behnken y Doug Hurley con la empresa SpaceX, había un tercer tripulante con forma de dinosaurio. Este simpático peluche fue elegido por los hijos de la tripulación y sirvió para controlar el nivel de la gravedad.

Peces Medaka: Con el objetivo de comprobar cómo afecta la microgravedad a los animales marinos, fueron lanzados al espacio un banco de peces Medaka. Estos peces son transparentes, por lo que los expertos podían ver los posibles cambios en los órganos de los peces.

Una cinta de correr: Después de que el presentador Stephen Colbert ganara un concurso de la NASA, esta se comprometió en nombrar a una cinta de correr diseñada para el espacio con el nombre de COLBERT. A diferencia de las habituales, esta cinta cuenta con cintas para poder usarla a pesar de la gravedad.

Restos humanos: A través de SpaceX y Celestis, una empresa de vuelos conmemorativos, los restos de diferentes personas han volado por el espacio. Mientras que en un vuelo estos restos se trataban de las cenizas del astronauta Gordon Cooper, en otros vuelos fueron los de Gene Roddenberry, creador de Star Trek, y James Doohan, el actor que daba vida a Scotty, los que viajaron al cosmos.

Revistas de Playboy: Algunas revistas de Playboy fueron incluídas entre la lista de cosas de la tripulación de respaldo de la nave Apollo 12. Esta no era la única vez que se encontraban objetos de este estilo en el espacio ya que tiempo antes Richard Gordon ya había encontrado un calendario de Dede Lind en topless.

Pizza: A través de la cadena de comida rápida Pizza Hut, Yury Usachov pudo disfrutar de una pizza en pleno viaje espacial. La pizza en cuestión fue elaborada con tomate, queso y salami, ya que se mantiene mucho mejor que el pepperoni, el cual puede generar moho tras un tiempo.

Pistolas: Los astronautas soviéticos llevaban un TP-85 de triple cañón cada vez que viajaban al espacio. Esto comenzó como medida de seguridad desde que en 1965 al llegar a la Tierra, los tripulantes aterrizaran en los Montes Urales y tuvieran que sobrevivir a los lobos y los osos de esa zona.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin