ViralPlus

Cómo hacer que la mascarilla sea más cómoda durante los días de calor

  • Usar mascarilla con altas temperaturas puede provocar ciertos problemas
  • Aplicar algunos trucos específicos nos permite usarla de manera cómoda
Imagen: iStock

Desde que se declaró la pandemia mundial de COVID-19, e incluso antes, los expertos comenzaron a hablar sobre algunas de las medidas de protección más seguras para evitar el contagio. Hubo una campaña muy grande para concienciar a la gente que se lavara con mayor frecuencia las manos y se puso obligatorio el uso de mascarillas en la mayoría de establecimientos.

A pesar de que usar mascarilla es una de las medidas de protección más efectivas, puede suponer un poco molesto tener que llevarla. Hace que los cristales de las gafas se empañen y que se nos entienda menos cuando queremos hablar con otras persona, además a algunas personas les provoca una sensación de ahogo. Esto no quiere decir que no haya que llevarla, pero sí que podemos seguir trucos para que sean más cómodas, especialmente en los días de calor.

Hacer más cómoda la mascarilla en los días de calor

Una de las principales cosas que debemos hacer para que la mascarilla sea más cómoda cuando hace calor, es comprobar que está bien ajustada. La mascarilla no debe quedar con huecos para asegurar que cumple su objetivo pero si la llevamos muy ajustada hará que sintamos mucho más calor con ella puesta.

Las mascarillas también pueden hacer que se nos irrite la piel, especialmente cuando hace calor. Para evitar este problema, lo más recomendable es utilizar crema hidratante a diario y llevar más mascarillas para cambiarla cuando una se haya humedecido por el sudor.

Finalmente en el caso de las mascarillas de tela, se recomienda el uso de tejido 100% algodón. Este tejido es transpirable lo que no permitirá que sudemos en exceso y reduciremos la sensación de ahogo generada por las altas temperaturas.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin