ViralPlus

Trucos prácticos para enfriar tu hogar sin tener que encender el aire acondicionado

  • El exceso de calor puede hacer muy molesta la estancia en nuestra propia casa
  • Algunos trucos nos permiten enfriar el hogar de manera económica
Imagen: iStock

Se acerca el verano y con él los días de calor. Si bien a mucha gente le gusta sentir los rayos de sol en su cuerpo mientras está descansando en la playa, esto no es lo mismo que ocurre cuando hace calor en casa. Cuando estamos en casa desearíamos con todas nuestras fuerzas que llegara vientos de aire fresco y que con ellos evitar el no poder dormir por culpa del calor.

A pesar de que cada vez más hogares cuentan con aire acondicionado, muchas no lo utilizan por lo mucho que consume. Su uso incrementa bastante las facturas por lo que lo más recomendable es encontrar otro tipo de trucos.

Trucos para enfriar tu hogar y eliminar así el calor

Ventilar la casa: Si abrimos ventanas de diferentes puntos de nuestra casa crearemos una corriente de aire que refrescará el aire del interior. La hora más recomendable para hacerlo es entre las 7 y las 8 de la mañana que es cuando la temperatura ambiental es más baja.

Usar sábanas de algodón: El algodón es un componente que permite transpirar el aire. Al usar sábanas de algodón evitaremos la sudoración excesiva y reduciremos la sensación de ahogo que provoca el calor.

Usar ventiladores: Si vives en una zona donde el calor es habitual, plantéate comprar un ventilador. Además de consumir menos que el aire acondicionado, hay algunos que incluso tienen vaporizador para mantener la humedad. Las lámparas con ventilador pueden ser una muy buena opción.

Tener plantas: Además de ser decorativas y purificar el aire, al tener que regarlas de manera diaria estas mantendrán el ambiente más húmedo y por tanto más fresco.

Enfría tu cama tiempo antes de ir a dormir: Uno de los problemas más comunes que provoca el calor es el no poder dormir. Si enfriamos la cama momentos antes con bolsas de agua fría, será más fácil para nosotros conciliar el sueño.

No usar cosas que aporten calor: Algunos electrodomésticos, como el horno, aportan calor a una casa por lo que hay que evitarlos los días de altas temperaturas. Podemos buscar otra alternativa en nuestra propia casa e intentar utilizarlos solo cuando es estrictamente necesario.

Cocinar comida fría: Además de no tener que utilizar muchos electrodomésticos para elaborarlas, lo que es un ahorro para nuestros bolsillos, la recetas frías aportarán una sensación de frescor al cuerpo. Algunos ejemplos serían el gazpacho o las ensaladas.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin