ViralPlus

Diez cosas de las que nos debemos deshacer para conseguir un baño de diseño

  • Podemos conseguir un baño de diseño si eliminamos una serie de objetos
  • Cuanto menos tengamos en el baño, habrá menos desorden y se verá mejor
Imagen: iStock

El cuarto de baño es una de las habitaciones más importantes y a la vez, más descuidadas de nuestro hogar. Su frecuente uso hace que muchas veces se acumulen en él cosas que no necesitamos en nuestro día a día y que por culpa de eso desluzca menos que otros lugares de la casa.

Para conseguir que nuestro cuarto de baño se convierta en un baño de diseño no necesitamos gastar nuestro dinero en realizar obras o llamando a un especialista. Si nuestro baño ya cuenta con un estilo apropiado, solamente debemos eliminar de él ciertos objetos para lograrlo.

Cosas de las que deshacernos para tener un baño de diseño

Pastillas de jabón: Aunque las pastillas de jabón siguen siendo útiles en nuestro día a día, se recomienda cambiarlas por un dispensador de jabón líquido. Un dispensador nos permitirá mantener el baño más limpio y sin las marcas que, por lo general, dejan las pastillas.

Alfombras de baño: A pesar de que antes era muy típico que hubiera diferentes alfombras en el baño, esto puede hacer que se vea demasiado cargado. Utilizar solamente una alfombra para salir de la ducha es más que suficiente.

Revistas: Puede que años atrás las revistas fueran el único medio de entretenimiento de las personas cuando estaban en el baño, sin embargo actualmente son innecesarias. Además de que ocupan espacio, en ellas se pueden acumular restos de bacterias y ser perjudiciales para la salud.

Artículos de limpieza: Es muy importante que el baño se mantenga correctamente limpio ya que es uno de los sitios más propensos a la proliferación de bacterias. Estos artículos sí que deben estar situados en el baño, pero para que no rompan con la estética, deben ser guardados en un armario.

Ambientadores: Un ambientador siempre es bienvenido en el baño, sin embargo no todo tipo de ambientadores. Utilizar un ambientador de varillas o velas de olor es una buena opción ya que cuidaremos también la estética, el problema viene cuando usamos cualquier ambientador que encontremos en el supermercado.

Toallas viejas: Con el paso del tiempo, llega un momento en el que las toallas se vuelven desgastadas e incluso comienzan a romperse. Es ese momento debemos decidir si tirarlas o cortarlas para utilizarlas para limpiar, ya que si siguen en nuestro baño siempre ensuciarán su imagen.

Objetos de hoteles: En la mayoría de los casos, cuando vamos a un hotel nos encontramos con ciertos objetos que este deja a disposición de sus huéspedes. Estos pueden ser prácticos por si nos olvidamos de algún objeto, sin embargo no son nada estéticos si los encontramos en nuestra casa.

Espejos pequeños: Un espejo pequeño no tiene mucho sentido en un baño ya que no nos limitará a la hora de querer utilizarlo. Es mejor utilizar un espejo grande, ya que además de que nos permite vernos mejor, nos proporciona una sensación de amplitud.

Envases de plástico: Muchos productos de limpieza se venden dentro de envases de plástico para poder almacenarlos fácilmente, sin embargo estos no nos ofrecen una bonita perspectiva del baño. Para conseguir un baño de diseño es mejor deshacernos de estos envases y colocar los objetos de higiene en tarros de vidrio o cajas decorativas.

Objetos caducados: Los objetos cosméticos, de higiene e incluso las medicinas tienen una fecha de caducidad por lo que debemos controlar muy bien hasta cuando podemos utilizarlos. Si no revisamos frecuentemente los objetos que tenemos en casa, se acabarán acumulando y tendremos una sensación de desorden.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin