ViralPlus

Por qué nos tapamos la boca al bostezar y el origen de otras cosas que hacemos habitualmente

  • Existen algunas comportamientos que realizamos pero no sabemos su origen
  • En su gran mayoría, estos provienen de tradiciones que se hacían hace cientos de años
Imagen: iStock

Existen algunos hechos o reacciones que realizamos de manera habitual y que no sabemos muy bien el motivo de porque se hacen así. Cuando somos pequeños nos enseñan a realizar las cosas de cierta manera y nosotros seguimos haciéndolas por costumbre. Es más, en el caso de que una persona haga cierta cosa de manera diferente nos puede parecer algo chocante, ya que tenemos sintetizado que se hacen de una forma en concreto.

Si bien no es algo que pueda quitar el sueño, hay muchas personas que en algún momento de la vida se han parado en pensar en por qué hacemos las cosas de esta manera. Dar la mano para saludarse, mover hacia los lados la cabeza para indicar que no o taparnos la boca al bostezar, entre otras cosas, son comportamientos a los que todo el mundo ya está acostumbrado y que tuvieron que tener su origen en algún momento específico.

El origen de cosas que hacemos habitualmente

Ovacionar: Cuando acaba un concierto, un monólogo o incluso durante un partido de cualquier deporte, la gente suele ovacionar a las personas que participan en él. Este comportamiento es una señal relacionada con éxito o el triunfo y proviene de la Antigua Roma, cuando la gente ovacionaba a los gladiadores cuando ganaban.

Taparse la boca al bostezar: Poner la mano delante de la boca para bostezar es algo de lo más común en la sociedad. Este gesto, que ahora se considera de educación, nació por la antigua creencia de que si no se cubría la boca al bostezar, los malos espíritus podían entran a nuestro interior.

Pulgares hacia arriba: Mostrar los pulgares hacia arriba es, en la actualidad, señal de que algo está bien o que es positivo, y en su origen también estaba relacionado con este significado. En la Edad Media los arqueros ingleses ponían los pulgares hacia arriba para indicar que la altura del arco era correcta y con el tiempo, se fue utilizando para indicar lo mismo pero en todo tipo de aspectos.

Colocar la alianza en el dedo anular: Por lo general las personas casadas o comprometidas llevan el anillo de boda en el dedo anular. Esto se debe a que en la antigüedad, los egipcios decían que una vena de este dedo iba directamente al corazón.

Cruzar los dedos para tener buena suerte: Aunque algunos también cruzan los dedos al decir mentiras, muchos relacionan este gesto con la buena suerte. Este símbolo proviene de una antigua costumbre pagana, en la que la gente cruzaba la gente con otras personas para tener buena suerte.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin