ViralPlus

La forma de tu nariz revela muchos aspectos de tu personalidad

  • La forma de tu nariz puede dar más datos de la personalidad de una persona
  • Según su aspecto, existen 8 tipos de nariz vinculado cada uno a una personalidad
Imagen: iStock

Cada persona cuenta con unos rasgos físicos diferentes y gracias a los cuales podemos diferenciarlas. Algunos se identifican por el color de sus ojos, otros por su altura, mientras que otros directamente por el color de su pelo. Con esto no quiere decir que exista unos rasgos del cuerpo mejores o peores, si no que cada persona es única gracias a ellos.

Una de las cosas más visuales que tenemos los seres humanos es la nariz. No existe manera de ocultarla y gracias a este aspecto podemos saber que existen muchas formas de nariz. Se dice que según la forma que tenga esta, se puede conocer algún aspecto de la personalidad de una persona, agrupando a las personas en 8 tipos de formas de nariz para comprobarlo.

Tu personalidad según la forma de tu nariz

Nariz perfil griego: Personas muy creativas e imaginativas que ven la vida de manera positiva.

Nariz pequeña: Personas alegres pero que también pueden tener mal carácter y que son bastante sociables.

Nariz respingada y pequeña: Personas algo egocéntricas que tienen una gran estima de ellos mismos

Nariz derecha y puntiaguda: Personas con una manera de pensar complicada y que luchan hasta conseguir lo que quieren.

Nariz fina y alargada: Personas seguras de sí mismas que suelen ser tercas y tienen muy claros sus objetivos en la vida.

Nariz caída hacia abajo: Personas que suelen tener una visión negativa de la vida y que viven con miedo del qué dirán.

Nariz aguileña: Personas apasionadas y con un carácter fuerte cuya personalidad hace que otras personas las amen o las odien.

Nariz garfio: Personas creativas que lo darían todo por las cosas que les apasionan.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.