ViralPlus

No dar palo al agua, estar en babia y el origen de otras expresiones populares españolas

  • Casi nadie conoce el significado de muchas expresiones populares españolas
  • Algunas de estas expresiones se remontan a siglos atrás pero todavía se siguen usando
Imagen: iStock

Aunque el español es uno de los idiomas más utilizados en el mundo, no existe un español igualitario en los países de habla hispana. A grandes trazos si que es el mismo idioma, sin embargo existen palabras diferentes y expresiones que se utilizan únicamente en algunas zonas. Esta manera de expresarse está vinculada a la historia que ha vivido cada país por lo que es normal que cada uno tenga sus expresiones.

Si nos ponemos a pensar en expresiones populares españolas podemos comenzar a decir un gran número de ellas, sin embargo en casi ninguno de los casos sabremos su origen. Estas expresiones se llevan usando durante años y nos las hemos aprendido por el contexto en el que se utilizan sin importar su origen real. En muchos casos estas se remontan a siglos atrás y algunas no tienen que ver incluso con el significado que tienen en la actualidad.

El origen de algunas expresiones populares

Ponerse las botas: Aunque esta expresión se relaciona con la gastronomía, su origen tiene más relación con la jerarquía social. Antiguamente solamente podían ponerse las botas las personas con distintivos para hacerlo ya que los pobres iban descalzos.

No dar palo al agua: Esta expresión nació hace muchos años dentro de las embarcaciones marineras. Se utilizaba cuando una persona pasaba de todo y no ayudaba al resto de los marineros a remar, por lo que literalmente no estaba dando palo al agua. Con el tiempo se extendió en todos los ámbitos.

Armarse la Marimorena: Esta expresión nace en el siglo XVI y concretamente en una taberna de Madrid. En este establecimiento hubo una discusión, ya que los propietarios no querían servir vino a un grupo de soldados. Eso provocó una gran pelea en la que Maria Morena, la dueña de la taberna, repartió más golpes.

Estar en Babia: En la antigüedad unos reyes de León visitaban la localidad de Babia para disfrutar allí de tiempo de ocio y descansar. Cuando estaban en palacio pero no querían ser molestados, le decían a sus sirvientes que les dijeran al resto de visitantes que estaban en Babia lo que dio lugar a esta expresión.

Dejar en la estacada: Estacada está definida como una barrera formada de estacas que se utilizaban en justas y torneos medievales. De dejar a los contrincantes allí tirados es de donde nace esta expresión, aunque actualmente también se emplea cuando dejamos a alguien plantado.

Verse el plumero: Esta expresión que se utiliza cuando intuimos las intenciones de otras personas proviene del ámbito político del siglo XIX. En aquella época los progresistas llevaban un gorro con plumas que ayudaba a los liberales a identificarlos fácilmente.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin