ViralPlus

Rosa, amarillo y otros colores con los que no deberías pintar tu habitación

  • Existen algunos colores que los decoradores no recomiendan para las habitaciones
  • Estos colores no nos ayudan a sentirnos confortables dentro de una habitación
Imagen: iStock

A la hora de decorar una habitación debemos ser libres de elegir lo que más nos gusta. Nuestra habitación va a ser un lugar en el que pasaremos muchas horas cada día que pasa, por lo que tiene que estar acorde a nuestros gustos para estar cómodos en ellos. También hay que pensar de manera lógica a la hora de decorarla ya que algunos aspectos como los colores influyen en lo que transmiten a las personas.

Existen personas que a la hora de hacer una habitación más confortable juegan con el color de sus paredes. En el caso de que la habitación tenga poca iluminación por ejemplo, se suelen pintar las paredes de colores claros para dar una sensación de luz, sin embargo no todos los colores valen para conseguirlo. Existen algunos colores que no se recomiendan dentro de una habitación y hay diferentes motivos para catalogarlos de esta manera.

Colores que no debes usar para pintar tu habitación

Naranja: El color naranja es muy empleado para pintar las habitaciones sin embargo no es un color recomendable para ello. El naranja es un color muy llamativo y que aporta energía algo que puede ser positivo para ciertas cosas pero no para descansar. Es más difícil dormirse en una habitación naranja debido a que es muy brillante y llamativo.

Rosa: De igual forma que le pasa al naranja, el rosa es un color llamativo que nos puede perjudicar a la hora de ponernos a dormir. Si el rosa es tu color favorito y quieres la habitación de este color, es preferible elegir un rosa claro para que el cerebro se pueda relajar más fácilmente.

Negro: Este color a pesar de que es muy elegante, es un color que oscurece cualquier habitación y hace que parezca más pequeña. El lado positivo es que te puede ayudar a la hora de conciliar el sueño, sin embargo es porque es un color que no transmite ninguna energía.

Amarillo: El amarillo es un color muy veraniego y que nos puede aportar energía por las mañanas. Este color nos ayudará a estimularnos por las mañana pero también por las noches por lo que será difícil desconectar y dormir.

Marrón oscuro: Aunque no tiene por qué ser verdad, asociamos el color marrón oscuro a la tristeza por lo que no se recomienda pintar una habitación. Este además al ser de un tono oscuro no aportará luz a la habitación y la hará parecer más pequeña de lo que es.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin