ViralPlus

El táper perfecto: Aspectos que hay que tener en cuenta antes de comprar uno

  • Existen algunos requisitos que debe cumplir un táper para ser perfecto
  • En el mercado existen muchos tipos de táper pero no todos cuentan con lo esencial
Imagen: iStock

Debido a nuestra rutina diaria es cada vez más frecuente el uso de táperes. Estos recipientes herméticos nos permiten llevar la comida de un lado a otro sin manchar nada y así disfrutar de ricas elaboraciones cuando estamos fuera de casa. Muchas personas los utilizan para comer directamente en la oficina, de la misma forma que los estudiantes los usan para llevar su comida al instituto o universidad.

A pesar de que la popularidad que están teniendo los táperes actualmente ha provocado que haya muchos más tipos y variedades en el mercado, esto también resulta todo un problema ya que no sabemos cuál escoger. Existen algunos puntos que hay que tener en cuenta si queremos el táper perfecto para así que la comida se mantenga en perfecto estado para luego disfrutar de ella.

Características del táper perfecto

Forma rectangular: Existen táperes de todo tipo de tamaños sin embargo los más recomendables son los cuadrados o rectangulares. Esto no tiene nada que ver con su resistencia o el espacio que ofrecen, sino que son mucho más fáciles de almacenar y ocupan menos espacio en la cocina.

Táper de cristal: Los táperes de cristal son los más limpios y ecológicos. Al contrario que los de plástico, estos son fáciles de lavar y son resistentes tanto para el horno, como para el microondas y el lavavajillas. Los de plástico además de más contaminantes pueden contaminar la comida con sus partículas y se les queda el olor de otras comidas.

Cierre hermético: Un táper perfecto tiene que ser hermético para mantener en su sitio todo lo que introducimos en su interior. Si un táper no es hermético nos arriesgamos a que el aceite u otros líquidos que pueden haber en él se derramen y manchen toda la bolsa o mochila, además que así la comida está mejor protegida.

Un tamaño razonable: El tamaño de un táper tiene que ver con las necesidades de cada persona. Si vamos a utilizarlo para comer en la oficina no podemos llevar uno que sea muy grande ya que solo sería un estorbo. En este caso lo ideal es mirar el tamaño de la bolsa en el que lo vamos a llevar además del espacio que queremos que nos ocupe dentro de ella.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.