ViralPlus

Mejorar tu estado de ánimo es posible cambiando la postura corporal

  • El lenguaje corporal es muy importante a la hora de comunicarnos con otras personas
  • Según la postura que mostremos al exterior, mejor nos sentiremos con nosotros mismos
Imagen: iStock

El estado de ánimo de una persona afecta mucho más de lo que parece en su día a día. Nuestro estado anímico está vinculado directamente a nuestra manera de comportarnos por lo que es muy fácil descubrir cómo se siente alguien realmente. Hay personas que intentan ocultarlo actuando como siempre harían a pesar de estar pasándolo mal, sin embargo existen gestos que son prácticamente inevitables en esos momentos y que muestran lo contrario.

Si bien el lenguaje corporal es tan importante que nos puede mostrar nuestras emociones internas, también podemos jugar con él como para poder sentirnos mejor con nosotros mismos. Pequeños cambios en nuestra postura como mostrarnos con una posición erguida o ser capaces de mirar directamente a los ojos nos puede ayudar a mostrarnos más seguros ante la mirada de otros, pero también estar mejor

¿Cómo influye la postura corporal al estado del ánimo?

A través de diferentes libros y charlas la psicóloga social Amy Cuddy confirma que si mejoramos nuestra postura, nos sentiremos mejor con nosotros mismos. En este aspecto influye mucho la percepción del ser humano sobre el lenguaje corporal, a través del cual somos capaces de relacionar a una persona que luce cabizbaja con una persona triste o tímida, mientras que a una persona que luce erguida con alguien segura de sí misma, por ejemplo. Esta percepción la tenemos al observar a otras personas pero también al vernos a nosotros mismos, por lo que según la posición que tengamos podremos lucir como una u otra persona.

Como bien dice esta experta, si transmitimos posturas que estén relacionadas con la seguridad y el poder, podremos tener un mejor estado anímico. Si evitamos posturas como los hombros caídos, la cabeza agachada o la espalda curvada y los cambiamos por una postura más erguida, nos sentiremos más seguros y por tanto mejores con nosotros mismos. Esto hará que nuestros niveles de felicidad mejoren y que seamos mucho más positivos.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.