ViralPlus

Consejos para no contagiarte mientras te desplazas en transporte público

  • Podemos salir a la calle siempre y cuando cumplamos las medidas de prevención
  • Estos consejos pueden reducir el riesgo de contagio mientras nos desplazamos
Imagen: iStock

Si la primera ola de coronavirus nos pilló a todos por sorpresa, la segunda ha llegado con medidas de prevención de un nuevo estado de alarma que incluye un toque de queda nocturno y un cierre perimetral en algunas comunidades autónomas españolas. A pesar de que debemos tomar una gran cantidad de precauciones como llevar mascarilla, debemos seguir haciendo "vida normal", lo cual encierra salir a comprar, ir a trabajar o viajar en transporte público.

Durante esta segunda ola de coronavirus tenemos más libertad para salir a la calle, siempre y cuando cumplamos con las medidas de prevención que han recomendado en innumerables ocasiones las autoridades sanitarias. Pero a pesar de que el temor al contagio por covid-19 está a flor de piel, debemos intentar que esto no nos afecte a nuestra rutina diaria y continuar con nuestros quehaceres de la forma más normalizada posible.

Todo esto implica seguir utilizando algunas vías de transporte público en el que estaremos en contacto con una gran cantidad de personas. No obstante, si tomamos en cuenta algunos de los siguientes consejos, reduciremos el riesgo de contagio mientras nos desplazamos.

Consejos para evitar contagiarse en el transporte público

Mascarilla, accesorio indispensable. Sobra decir que a día de hoy la mascarilla es obligatoria en espacios públicos y privados. Su utilidad es incuestionable, por lo que es una de las cosas que, sin ella, no podemos salir de casa.

No salgas sin gel hidroalcohólico. Es algo que ya hemos escuchado en una gran cantidad de ocasiones: mantener una buena higiene en las manos es una de las claves para evitar el contagio. Esto también se aplica a cuando estamos fuera de casa, y uno de los métodos más fáciles para llevarlo a cabo es el uso regular de gel hidroalcohólico. Es por ello que es importante que antes y después de viajar en autobús, tren o cualquier otro transporte público, nos lavemos las manos con nuestra propia botella.

El silencio es oro. El riesgo de contagio por sentarse o estar demasiado cerca de las personas va más allá del peligro de que alguien estornude o tosa. Vivimos en una época de conciencia social, por lo que deberemos evitar hablar fuerte. Cuando hablamos dispersamos partículas, y cuando lo hacemos en una tonalidad alta mucho más. El uso de mascarillas hace un gran trabajo para mitigar este riesgo, pero si hay poca o ninguna ventilación en el vehículo, el silencio hará infinitamente más seguro el viaje si hay mucha gente.

Saber elegir asiento. Uno de los mejores consejos es sentarse lo más cerca posible de la puerta del transporte. ¿La razón? Cada vez que se abre la puerta en las diferentes paradas del recorrido, se ventila el espacio. En caso de que el vehículo, como el autobús, tenga las ventanillas abiertas, es importante sentarse a solas manteniendo la distancia de seguridad recomendada.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin