ViralPlus

¿Por qué el agua de los océanos sabe a sal?

  • Más de un 70% de la superficie total del planeta Tierra está cubierta por agua
  • La acidez de la lluvia es el principal factor que provoca el sabor a sal
Imagen: iStock

Muchas personas ya saben que más del 70% de la superficie de la tierra está cubierta por agua, siendo en su gran mayoría agua salada. El agua salada ocupa un total de 97,5% de todo el agua que encontramos en el planeta Tierra frente al 2,5% de agua dulce, algo que irá aumentando con el tiempo debido al cambio climático.

Si bien desde que estamos en la escuela nos enseñan a que la cantidad de agua salada disponible en el mundo es mayor que la de agua dulce, muchos no conocen por qué existe esta diferencia entre ellas, es decir por qué el agua dulce se puede considerar insípida mientras que la de los océanos sabe a sal. Existe un factor natural que es el que permite diferenciar el agua en esta dos modalidades, el cual tiene que ver principalmente por los iones.

¿Por qué el agua de los océanos es salada?

El agua de la lluvia contiene dióxido de carbono lo que provoca que esta se vuelva más ácida y que deje este ácido sobre las rocas sobre las que cae. Este ácido se disuelve y posteriormente se convierte en iones que con el tiempo caen sobre el agua de los ríos para finalmente acabar en mares y océanos.

Aproximadamente el 85 % de los iones que encontramos en el mar son sodio y cloruro, elementos que al combinarse forman cloruro de sodio, lo que también conocemos con el sal común. Es por ello que los océanos poseen este sabor, aunque hay más factores que contribuyen a ello. Los deshielos, la evaporación del agua, las erupciones volcánicas y las aberturas hidrotermales también ayudan a que el nivel del sal sea mayor en el océano.

Si bien basándonos en esto todos los océanos saben a sal, los ríos y lagos también tienen este elemento en su composición pero en menor medida, de ahí que se le considera agua dulce. También hay que tener en cuenta que no es igual la salinidad que encontramos en un punto del planeta que en otro, siendo bastante menor, por ejemplo, en zonas frías como en el Ártico.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin