ViralPlus

¿Limpiar toda la casa en menos de 3 horas? Este es el orden que deberías seguir

  • Limpiamos sin llegar a programar mentalmente por dónde comenzar
  • Empezamos a limpiar de más a menos intensidad
  • Si seguimos un orden tardaremos mucho menos tiempo en realizar las tareas
Imagen: iStock

Es seguro decir que cuando toca el momento de limpiar a fondo el hogar, lo hagamos sin llegar a programar mentalmente por dónde comenzar. Aleatoriamente, elegimos la habitación o lugar que consideramos que está más sucio, y nosotros mismos nos damos cuenta de que empezamos a limpiar de más a menos intensidad.

Hay que trazar un plan y organizarnos correctamente cuando hablamos de la limpieza del hogar. Si lo hacemos, además de ser más eficientes en nuestras tareas, tardaremos mucho menos tiempo en conseguir nuestro objetivo. ¿Qué pasaría si te decimos que puedes limpiar toda la casa en menos de tres horas? Para ello, por supuesto, existe un orden de prioridades que deberías seguir.

1. Recoger. Una de las cosas que hacen que cualquier hogar se vea tan sucio es el desorden. Es por ello que debemos comenzar nuestra rutina de limpieza recogiendo y guardando todo aquello que no esté en el lugar que debería.

2. Barrer o pasar la aspiradora. Lo segundo más importante es barrer o pasar el aspirador. Si lo hacemos al principio nos ahorraremos mucho tiempo después, ya que uno de los pasos finales será fregar el suelo.

3. Limpiar el salón. Después de recoger y barrer, el salón es una de las primeras zonas comunes, pero no de las más sucias. Es por ello que empezar a limpiar el salón es la mejor opción. Esto, por supuesto, significa limpiar el polvo, el mando de la tele, los sofás, ventanas, etc.

4. Limpiar la cocina. Aquí es donde probablemente se encuentra lo peor. Pero puedes agilizar el trabajo haciendo uso de productos multiusos o desengrasantes. Empieza por la campana, después la encimera y finalmente el fregadero.

5. Limpiar habitaciones. Independientemente de los dormitorios que haya en tu hogar, es importante pasar el polvo y limpiar las ventanas. Eso sí, sin olvidarnos de ventilar durante unos 10 minutos como máximo.

6. Limpiar el baño. Esta es otra de las habitaciones donde más suciedad puede haber. Comienza vertiendo el producto adecuado al lavabo, el baño y el plato de ducha dejándolos actuar unos minutos. Mientras tanto, puedes limpiar el espejo. Finalmente enjuaga.

7. Fregar el suelo. Una vez esté todo recogido y limpio, es hora de fregar el suelo. En lugar de comenzar a hacerlo aleatoriamente, friega con el orden por el que has empezado a limpiar. Es decir: salón, cocina, dormitorios y finalmente baño.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin