ViralPlus

La prueba del pestillo y otros métodos históricos para detectar un embarazo

  • Un test de embarazo es el método más efectivo sin embargo no el único que existe
  • Desde hace años existen métodos muy peculiares para saber si estás embarazada
Imagen: iStock

Pasan los años y el estilo de vida de la sociedad cambia. Esto hace que nuestra manera de pensar o de vivir sea diferente a la de nuestros antepasados, pero no por ello totalmente diferente ya que hay cosas que todavía siguen siendo iguales. Aunque actualmente las formas de quedarse embarazada o mismo de dar a luz a un bebé para garantizar su seguridad ahora son diferentes, sin embargo todavía sigue siendo necesario que los meses de embarazo previos al nacimiento de un bebé.

A pesar de que actualmente solamente necesitamos un test de embarazo para saber si estamos esperando un bebé o no, todavía existen métodos que se usaban desde hace tiempo para conocerlo. Puede que estos no sean los métodos tan efectivos, sin embargo son del todo peculiares.

Métodos para detectar el embarazo

La prueba de la cebolla: Los médicos egipcios inventaron la prueba de la cebolla para saber si una mujer estaba embarazada. Para ponerlo en práctica la mujer debería insertar una cebolla en su vagina durante toda la noche y comprobar por la mañana si su aliento olía a esta hortaliza. Si el aliento olía a cebolla no estaría embarazada ya que no habría nada que obstruyese el olor, mientras que si no olía sí que lo estaba.

La prueba del pestillo: Según este método, se debe pedir a la persona que orine en una palangana en la cual también se colocará una llave o un pestillo. Si después de 3-4 horas y tras tirar la orina queda en el fondo la imagen del pestillo, se podría confirmar el embarazo.

La prueba del trigo y la cebada: En 1350 a.C. las mujeres que querían saber si estaban embarazadas deberían orinar durante varios días sobre semillas de trigo y cebada. Si brotaba trigo sería una niña, si brotaba cebada sería un niño, mientras que si no brotaba nada no se estaba embarazada.

La prueba de la rana: Al final de los años 40, los científicos utilizaban ranas para saber si una persona estaba embarazada. El método se basaba en inyectar orina de una persona embarazada en un sapo o rana vivos. En el caso de que estos produjeran huevos en 24 horas, se podía confirmar el embarazo.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin