ViralPlus

Errores de cocina que están arruinando hasta los platos más sencillos

  • Existen algunos errores culinarios que pueden arruinar hasta el plato más simple
  • Estos errores se pueden evitar fácilmente si los tenemos en cuenta al cocinar
Imagen: iStock

La cocina es todo un arte que muy pocas personas saben dominar a la perfección. Un alimento puede ser de altísima calidad que si una persona no sabe cocinarlo, arruinará directamente el plato. Los cocineros profesionales estudian cada uno de los alimentos y los mejores trucos para sacarles el mejor partido, y saben perfectamente los errores más comunes los cuales pueden arruinar hasta el plato más sencillo.

Los errores de cocina más comunes

Cocinar muchos alimentos a la vez: Con el objetivo de ahorrar tiempo muchas personas llenan una misma sartén para cocinar de una sola vez. Esto es uno de los errores más comunes ya que al hacerlo la comida no se cocinará bien ni de manera uniforme.

Usar una olla pequeña al cocinar pasta: Aunque todos saben que la pasta aumenta de gran tamaño una vez cocinada, muchas personas no lo tienen en cuenta cuando se ponen a cocinar. En este sentido, puede pasar que el agua utilizada no sea suficiente o que la pasta llene rápidamente toda la olla antes de cocinarse correctamente.

Echar demasiada sal: La sal es un condimento que no puede faltar en la mayoría de platos, sin importar a qué gastronomía pertenezca. Es por ello que con un poco de sal podemos hacer de un plato soso, un plato de lo más sabroso, pero siempre controlando la cantidad de sal ya que el exceso de ella arruinará el plato.

No tamizar la harina: Aunque la harina se trate de un producto muy fino existe una gran diferencia entre la harina tamizada y la harina sin tamizar. Si no se tamiza la harina los posibles grumos seguirán existiendo y arruinarán cualquier receta en la que incluyamos este producto. Si lo que estamos elaborando es un pastel, lo más probable es que un grumo de harina se quede atascado en su interior.

Controlar la comida del horno cada poco tiempo: Es algo lógico que tengamos que mirar el aspecto de la comida una vez está en el horno para controlar que esta nunca se llegue a quemar, no obstante hay que hacerlo con control. Si abrimos el horno cada poco rato, el calor del interior se irá, bajando con ello la temperatura e interrumpiendo el correcto cocinado.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin