ViralPlus

Someten a un cefalópodo a una prueba para niños y la supera con rotundo éxito

  • Los cefalópodos como los pulpos o las sepias son seres marinos muy inteligenetes
  • Los investigadores pusieron a prueba a estos animales con diferentes pruebas
Imagen: iStock

Si hablamos de los animales más inteligentes del mundo los primeros que nos vienen a la cabeza son el chimpancé, el perro o incluso el elefante, sin embargo son muchos más. Si nos centramos en el mundo marino el delfín es el animal más destacado en relación a la inteligencia, ámbito en el cual también podemos mencionar a los cefalópodos y más específicamente la sepia.

Un grupo de investigadores quisieron comprobar la capacidad intelectual de las sepias y comenzaron un estudio en el cual pusieron en práctica la prueba del malvavisco. Esta prueba se suele realizar con niños ya que nos permite comprobar las capacidades cognitivas y en ella el participante debe esperar a comer un malvavisco para obtener 2 como recompensa. De esta forma se puede comprobar si son capaces de retrasar la gratificación para obtener una mejor recompensa.

Ponen a prueba la inteligencia de las sepias

En el caso de las sepias esta prueba se complicó un poco debido a que no se le puede hacer entender a un cefalópodo que tiene que esperar unos minutos, por lo que se optó por realizar esta misma prueba con la comida y la cena. De esta forma la sepia debía abstenerse a comer carne de cangrejo por la mañana para obtener camarones para la cena, una comida mucho más apetecible para las sepias.

Si bien estos animales pudieron completar esta prueba con éxito, los investigadores quisieron realizar otra prueba para comprobar su inteligencia. Este nuevo experimento se basó en la prueba del malvavisco, pero dificultando un poco su proceso. De esta forma, las sepias participantes deberían elegir entre comer fácilmente un trozo de langostino crudo o esperar para comer un camarón vivo.

Después de analizar la reacción de las sepias, se pudo determinar que esas se supieron adaptar rápidamente para alcanzar una mejor recompensa, dejando claro sus capacidades cognitivas. Los investigadores vinculan estas capacidades por el comportamiento natural de las sepias, las cuales se camuflan durante grandes periodos de tiempo hasta conseguir una fuente de alimentación mejor.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin