ViralPlus

Seguro que lo has vivido: confirman que la mayoría de las conversaciones no terminan cuando deben

  • Un estudio ha demostrado que muchas conversaciones no terminan cuando deberían
  • Este estudio realizado por investigadores de Harvard, participaron 992 personas
Imagen: iStock

En algún momento de nuestra vida nos hemos encontrado en una conversación que no ha acabado de la manera que nosotros esperábamos. Puede que haya surgido algo que hiciera que la conversación cambiara de rumbo o que una de ambas partes no quisiera sacar un tema en específico, haciendo que la conversación no consiga cuajar de la manera que debería.

Si bien todos hemos tenido esta sensación en algún momento de nuestra vida, un estudio de Harvard acaba de verificar este hecho. En este estudio se analizó el comportamiento de un total de 992 participantes para descubrirlo, los cuales estaban involucrados en discusiones bidireccionales de dos personas.

Las mayoría de las conversaciones no terminan cuando deberían

Según las conclusiones de este estudio, menos del 2% de las conversaciones terminaban favorablemente, ya que lo hacía cuando ambas personas lo querían. De este modo, el resto de discusiones terminaron antes de tiempo o de la manera que deberían, independientemente si los participantes se conocían entre sí o no.

Si bien el porcentaje es tan grande, los investigadores de este estudio sugieren una posible razón por la cual esto ocurre. Como bien indican, las personas tienen a ocultar sus verdaderos deseos y es por ello que incluso si no quieren terminar la conversación, ellos no la continúan para no parecer groseros. Esto es lo que los expertos llaman, problema de coordinación, lo que provoca una brecha en la comunicación social.

Por otro lado, el hecho de no acabar las conversaciones como se debería también está ligado a la educación y el ser social. Esto tiene que ver con los principios de cada uno, en los que prefieren no conseguir el objetivo buscado con la conversación a cambio de seguir siendo cortés y evitar las ofensas.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin