ViralPlus

Tres motivos por los que Jurassic Park nunca se podrá copiar en la realidad

  • Michael Crichton escribió esta famosa novela de ciencia ficción
  • Se tomó gran cantidad de licencias científicas para encajar la trama
  • Son tres los grandes errores de Jurassic Park
Representación de un Tyrannosaurus rex. Imagen: Pixabay

La ciencia de Jurassic Park es igual de maravillosa que de impresionante pero... ¿Realmente podemos resucitar a dinosaurios gracias a mosquitos conservados en ámbar?

Jurassic Park o Parque Jurásico es una conocida novela de ciencia ficción escrita por el conocido autor americano Michael Crichton, también autor de otras obras como El mundo perdido o Congo. Sin embargo, la inmensa mayoría de personas conocen mejor su adaptación cinematográfica de 1993 dirigida por Steven Spielberg.

La obra cuenta cómo un magnate multimillonario construye una reserva biológica en una isla de Costa Rica. No se trata de una reserva común, de hecho, parte de las instalaciones forman un parque de atracciones en donde los visitantes pueden ver dinosaurios reales. Estos han sido "resucitados" por la ciencia, en una historia que se torna en drama y en una lección moral que es bueno recordar.

Sin embargo, lo que no muchos lectores y fans del cine conocen, es que la ciencia detrás de Jurassic Park es mentira o, cuanto menos, incierta; si bien es cierto que probablemente cuando Michael Crichton escribió la novela no se conocía mucha de la información que tenemos ahora. Existen grandes errores en la "ciencia" de Jurassic Park que nunca permitirían crear un dinosaurio tal y como explican en la película.

El primer error de la película es buscar sangre de dinosaurio en las minas de ámbar de Costa Rica. Se estima que las más antiguas datan del Oligoceno, un periodo que comenzó hace unos 34 millones de años. La extinción masiva del Cretácico-Paleógeno, que terminó con la inmensa mayoría de dinosaurios, se produjo hace aproximadamente 66 millones de años. Por tanto, en estas minas de Costa Rica habrá mosquitos con sangre conservados en ámbar, pero será de cualquier cosa menos de dinosaurios.

El ADN comienza a degradarse a los 521 años

En segundo error garrafal de la película, es que los científicos encuentran ADN en la sangre conservada de los dinosaurios. En la actualidad se han encontrado restos de dinosaurios conservados y fosilizados en ámbar, sin embargo, no se ha podido obtener ADN. El motivo es que el ADN comienza a degradarse a los 521 años en condiciones normales. Incluso en condiciones de conservación excelentes (-5ºC), el ADN no duraría más de 6,8 millones de años, aunque sería ilegible a partir de los 1,5 millones de años.

Y el tercer error es considerar a los dinosaurios como reptiles, a la hora de completar las "cadenas de ADN". Lo cierto es que ahora sabemos que los dinosaurios están mucho más cerca de las aves y, es más, en la película se usaba una rana para completar el ADN. Las ranas tienen en común con los dinosaurios, lo mismo que el Pato Donald y Superman, casi nada. Las ranas son anfibios y los dinosaurios son ancestros de las aves, pero para la trama era importante que el ADN se completase con la información genética de las ranas.

Es mucho más probable que se creen dinosaurios modificando el ADN de aves actuales, que resucitando a uno de ellos con ADN de 66 millones de años. Sí, la ciencia de Jurassic Park es, simplemente, ciencia ficción.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin