ViralPlus

¿Por qué los cirujanos japoneses tienen que estudiar papiroflexia?

  • Un centro médico ha implantado una serie de pruebas, entre otras ésta
  • Los estudiantes deben de tener una gran precisión, perseverancia y concentración
Papiroflexia en el Hospital de Kurashiki. Imagen: YouTube

La papiroflexia tiene un gran protagonismo en la cultura japonesa. Todo nipón la conoce, y son muchos los que la manejan correctamente. Pero, curiosamente, este arte se encuentra fuertemente vinculada con el mundo de la cirugía. Durante una operación la vida de las personas recae totalmente en las manos de los cirujanos. Tener una perfecta precisión es evidentemente primordial para llegar a ser un buen profesional. Es por ello que en Japón muchos estudiantes de cirugía son sometidos a pruebas muy difíciles relacionadas con la precisión, entre las que se encuentra la papiroflexia.

Tanto el arte de la papiroflexia como la cirugía presentan características muy similares y requisitos que en ambas se deben cumplir para quienes las practican. Aunque con mayor significación en la cirugía -pues las consecuencias son más importantes-, la concentración, el pulso y la precisión son fundamentales para cualquiera de las dos prácticas.

Por este motivo la División de Formación Médica del Hospital de Kurashiki ha decidido unir ambas disciplinas y examinar a sus estudiantes con tres pruebas cruciales. Para este nuevo sistema de evaluación el centro médico se asoció con la agencia TBWA, con el fin de comprobar si estos aspirantes a médicos están verdaderamente capacitados para someterse a una operación de estrés en un quirófano. Tal y como cree TBWA, prácticamente todas las escuelas médicas se centran mucho en la teoría y muy poco en la práctica y, en profesiones de este tipo, no debería ser así.

Tres pruebas para ser cirujanos 

Cada una de las tres pruebas tienen una duración máxima de 15 minutos. Mientras que en la primera deben construir un origami (papiroflexia japonesa) en forma de grulla diminuta de apenas cinco milímetros, en la segunda hay que ensamblar un insecto que ha sido previamente descompuesto. La otra prueba consiste en realizar sushi con un grano de arroz. En este grano de arroz cocido deberá ser colocada una tira de pescado enana, correctamente cortada, y finalmente lo deberán enrollar en un trozo de alga también diminuto. En todas estas pruebas los estudiantes utilizarán objetos propiamente empleados en toda sala de quirófano, como las pinzas o el bisturí.

Al principio muchos estudiantes de cirugía no comprendían el motivo de estas pruebas, pero tras haberlas realizado comprendieron exactamente todo lo que estas suponen para la precisión. Pese a ser exámenes verdaderamente complicados en los que se pone a prueba muchas cualidades de los futuros cirujanos, en general los resultados han sido bastante buenos y el centro médico se muestra satisfecho con la experiencia.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin