ViralPlus

Asistir a clase desnudo ya es posible gracias a esta casa de baños japonesa

  • El sento es un tipo de baño público japonés tradicional
  • En la década de los 60 podían encontrarse hasta 2.600 sento en Tokio
  • Ahora quedan muy pocas casas de baños con un número reducido de clientes
Casa de baños Hinodeyu. Imagen: Hinodeyu.com

Las casas de baños son uno de los locales tradicionales más conocidos de Japón, especialmente los onsen, casas de baño con aguas termales. Aunque poco a poco este tipo de negocios se están perdiendo debido a la llegada de baños occidentales a las viviendas niponas.

Las casas de baños siguen gozando de cierta popularidad para los turistas, especialmente aquellas que ofrecen aguas termales en un ambiente tranquilo y tradicional. Sin embargo, las casas de baños urbanas y sin fuentes termales, conocidas como sento, pierden poco a poco clientes, motivo por el que muchas realizan promociones peculiares en busca de nuevos usuarios. Desde conciertos entre las bañeras, hasta clases de diferentes temáticas.

Una casa de baños en Tokio está ofreciendo clases y cursos de muy diversos temas, que van desde los juegos de mesa hasta obras de comedia tradicionales. Cada mes se prepara un tema y los interesados pueden acudir a la clase, que se dará en una bañera comunitaria, en donde profesor y alumnos estarán prácticamente desnudos. Es la casa de baños Hinodeyu, quien ya ha recibido críticas positivas sobre esta oferta: 'los jóvenes estarán interesados en volver a las casas de baños cuando conozcan este tipo de clases', aseguraban algunos clientes. Una de las primeras clases estaba relacionada con el Go, un juego clásico chino que goza de mucha popularidad en Japón.

La idea de la 'Naked School' -Escuela desnuda- es de Yuichi Tamura, actual gerente del Hinodeyu, quien lo heredó de su familia; llevan gestionándolo desde 1939. Asegura que muchos jóvenes de hoy en día nunca han estado en un baño comunal, al ya tener esta opción en sus casas modernas, así que la idea surgió para intentar atraerlos con una propuesta fuera de lo común. En la actualidad alrededor de 100 personas sigue usando los servicios de la casa de baños Hinodeyu, un porcentaje minoritario con los 500 clientes que tenía el negocio en su época de mayor apogeo.

A finales de la década de los 60 podían encontrarse hasta 2.600 sento en Tokio y alrededores, sin embargo, ahora sólo existe una pequeña fracción de los mismos. Los pocos que aún se mantienen en activo, buscan cualquier forma original de atraer a los clientes; cada clase desnudo en el Hinodeyu cuesta alrededor de 5 euros. En la actualidad ya se han dado clases como la comedia tradicional o la situación de la industria de los baños públicos; en junio las clases se centran en cómo tratar el problema local de los gatos callejeros.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin